Teléfono: 900 494 138
Open/Close Menu especialistas en Apnea Obstructiva del Sueño
Alcohol

¿Alcohol para un sueño mejor?

Llevar una vida sana y equilibrada es fundamental para disfrutar de un apacible y reconfortante sueño. Los malos hábitos pueden perjudicar la calidad de nuestras horas sobre el colchón y en especial abusar de la ingesta del alcohol. ¿Cómo perjudica el alcohol a la calidad de nuestro sueño? ¡toma nota! (LEER MÁS).

Las cifras son cuanto menos preocupantes: aumenta un 20% el consumo de alcohol, tabaco y juego en España. Qué duda cabe que cualquier abuso que afecte a nuestra salud física, emocional y mental puede conllevar graves consecuencias para nuestra salud incluso a corto plazo. También en lo que a la calidad del sueño se refiere. Y es que es de sobra conocido que el alcohol perjudica nuestras horas de descanso al menos si abusamos de él.

Es algo biológico en muchas personas, el tomar una o dos copas de vino o un par de cervezas nos puede empujar a los brazos de Morfeo. Lo que se conoce como consumo moderado sí que puede ayudar a conciliar el sueño pero ojo, todo tiene un límite: el alcohol presenta incompatibilidades con un sueño profundo y reparador. Según un reportaje publicado en la prestigiosa revista Time, el consumo de bebidas alcohólicas afecta a la fase REM. Ésta es aquella donde se registran los sueños y que tiene lugar alrededor de hora y media después de dormirnos y que es vital que sea placentera y confortable porque se encuentra estrechamente vinculada a la capacidad de nuestro cerebro en lo que a memoria o capacidad de almacenaje se refiere. “El alcohol es un supresor de la fase REM, así que cuanto más alcohol consumimos, menos REM tenemos”, afirma Philip Gehrman, profesor del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Pennsylvania.

Según otro estudio publicado en la revista especializada Alcoholism: Clinical & Experimental Research, una serie de investigadores midieron los efectos de tomar alcohol antes de dormir y lo hicieron realizando electroencefalogramas con los que midieron la actividad cerebral durante el proceso de sueño en personas de entre 18 y 21 años que habían tomado alcohol detectando un aumento de la actividad alfa frontal, síntoma de perturbaciones del sueño. Reduciendo a su vez la actividad reparadora del sueño NREM que es uno de los periodos por los que se pasa cuando se duerme. Con estos datos sobre la mesa, las personas que habían consumido alcohol se habían levantan cansados, con dolores de cabeza o musculares y mal estado de ánimo. Siendo especialmente importante este malestar en personas con algún tipo de dolor crónico y problemas respiratorios.

Más información sobre este estudio en el siguiente link http://onlinelibrary.wiley.com/journal/10.1111/(ISSN)1530-0277

 

Teléfono:    900 494 138