Teléfono: 900 494 138
Open/Close Menu especialistas en Apnea Obstructiva del Sueño
Ola de calor

Los riesgos de la ola de calor pueden afectar directamente a tu salud

El verano en España es sinónimo de playa, más tiempo libre, vacaciones y calor, mucho calor. Y más cuando éstas suben a niveles por encima de la media atmosférica y tienen lugar la tan temidas ola de calor. Una situación extrema de altas temperaturas donde todo el mundo, no solo niños, enfermos y ancianos, deben seguir una seguir de recomendaciones para no ningún tipo de accidente. (LEER MÁS)

2017 va a pasar a la historia como uno de los años más calurosos del Planeta desde que se tienen registros históricos, al menos en España. De hecho el 13 de julio se registró en Montoro (Córdoba) la mayor temperatura de la historia contabilizada en España: 47,3º. Todo un récord que ha situado a nuestro país en el 6º país del mundo en sufrir tan altas temperaturas, a la altura incluso de Kuwait en pleno Golfo Pérsico. Y es que, qué duda cabe que este año promete ser un verano especialmente complicado donde no solo están aumentado de forma considerable los incendios, con máximos de los últimos años, y la consecuente deforestación sino además los pantanos se encuentran en mínimos. Una situación delicada que afecta directamente a muchas personas. No se trata solo de sufrir calor no, los riesgo de la ola de calor son un asunto muy serio que pueden conllevar incluso la muerte.

¿Cómo puede afectarte la ola de calor?

Más vale que te hidrates bien y que te encuentres en un ambiente debidamente climatizado porque de lo contrario esta ola de calor podría causar estragos en tu organismo. Y es que nuestro cuerpo está “preparado” para sufrir variaciones extremas de temperatura… hasta un punto. Ni el frío intenso ni el fuerte calor son buenos para la salud, por mucho verano que éste signifique. La falta de hidratación que provoca el sol puede llevar consigo mareos y dificultades en la visión, incluso una exposición prolongada también desmayos y pérdida del conocimiento y de la orientación.

El calor sufrido en altas temperaturas incluso puede provocar problemas en alimentarios, angustias y vómitos y malestar generalizado. Pero eso no es todo, también, fallos en la memoria y en la concentración incluso en el propio ambiente del trabajo y una sensación de cansancio generalizada como consecuencia de dicho calor que nos empuja a gastar más energía de la que solemos utilizar normalmente. También por la noche, a no ser que durmamos en lugares frescos y mejor habilitados, podemos tener problemas para conciliar el sueño y mayores problemas de insomnio.

¿Cómo combatir una ola de calor?

Conocidos los riesgos que supone sufrir una ola de calor, lo ideal es saber cómo combatirla de la mejor manera posible. Acuérdate de estar hidratado en todo momento, y si sales a la calle llevar contigo agua fresca o comprar en cualquier establecimiento. No permanezcas en la calle en las horas más sensibles o lo que es lo mismo desde el mediodía hasta bien entrada la tarde, a eso de las seis horas. Lleva ropa cómoda, clara y no demasiado estrecha que te impida una correcta circulación de la sangre, ropa que no te agobie ni te provoque un calor innecesario. Intenta tener las ventanas cerradas durante el día y aprovechar las últimas horas de la jornada para refrescar el ambiente. Opta (no queda otro remedio) de echar mano del ventilador o el aire acondicionado. Y si puedes, cómo no, escapa a lugares más frescos como tiendas, centros comerciales, playas o piscinas. Cómo no, mantén siempre la alerta sobre los más vulnerables: bebés y niños pequeños, enfermos y enfermos crónicos y mayores, en éstos la sensación de calor poder infinitamente superior a la que tienes tú. Piensa en ellos.

Os dejamos en este link más información sobre como actuar en caso de golpes de calor y como prevenirlos. http://www.cruzroja.es/portal/page?_pageid=174,12072896&_dad=portal30&_schema=PORTAL30

Teléfono:    900 494 138