Tips para dormir mejor

Tips para dormir mejor

El sueño y el bienestar van de la mano, y dormir bien por la noche es tan importante para su salud general como una dieta balanceada y el ejercicio regular. Si roncas o habitualmente te levanta cansado o con poca energía, es posible que no estés logrando el sueño de calidad que tu cuerpo necesita.

El hecho de no dormir bien por la noche puede implicar más que simplemente sentir somnolencia durante el día. Puede tener efectos a largo plazo en tu salud y tus relaciones. Pero tenemos buenas noticias. Puedes mejorar el sueño y el bienestar con una serie de medidas bien documentadas para dormir bien por la noche.

Si aprendes a mejorar el sueño, estarás en camino para obtener la energía que te permitirá vivir la vida del modo que deseas.

Trata de aplicar estos sencillos consejos para un descanso de mayor calidad.

Lo que SI debe hacer:

  • Genera rutinas de sueño: Acostumbre su cuerpo a acostarse y levantarse a la misma hora todos los días. Verás que le resulta más fácil conciliar el sueño por la noche.
  • Entiende tus necesidades personales de sueño. Una buena noche de sueño supone al menos seis, e idealmente, hasta ocho horas de sueño.
  • Pasa tiempo a la luz natural. La luz natural ayuda a nuestro organismo a segregar melatonina, una hormona que regula el ritmo sueño-vigilia.
  • Crea un ambiente adecuado para dormir. Asegúrate de que el dormitorio está ventilado, con poco ruido y lo más cómodo posible para ti.

Lo que NO debe hacer:

  • No consumas cafeína por la noche. Evita el té, los refrescos con cafeína y el café, e incluso el chocolate en las horas previas a acostarse.
  • No fumes ni bebas alcohol antes de acostarte: Si bien es cierto que el alcohol puede ayudarte a conciliar el sueño, éste altera la actividad cerebral durante el mismo; y te impedirá tener un sueño de calidad.
  • No mires la televisión en la cama. De hecho, también se debe evitar leer, comer o trabajar en la cama. Tu cerebro solo debe asociar la cama con el sueño.
  • Evita las siestas durante el día. Hacer la siesta durante el día puede reducir la necesidad de tu cuerpo de dormir por la noche. Esto incide de manera negativa en el sueño y el bienestar general.

Si ya has probado estos consejos para dormir bien pero aún te levantas sintiéndote cansado, es posible que le ocurra algo más. Es importante que hables con tu médico para saber si pudieras padecer apnea del sueño.