¿Qué es un concentrador de oxígeno y para qué sirve?

Comprar un concentrador de oxígeno en Terapiacpap mejora la calidad de vida de los pacientes, mientras reciben terapia.

¿Qué es un concentrador de oxígeno y para qué sirve?

El nivel de oxígeno en la sangre ha adquirido una relevancia especial en estos tiempos, las enfermedades como el COVID-19, así como por las secuelas que presenta en muchos de los pacientes.

Sin embargo, el nivel de oxígeno siempre ha sido esencial no solo en casos de asma, cáncer de pulmón o el EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), sino también en situaciones de apnea del sueño, o los muy comunes casos de broncoespasmos y bronquiolitis infantiles; que pueden derivar en neumonía.

Por eso su medición de forma habitual es una forma de control que debería convertirse en rutinario, tal y como durante muchos años, se ha ido incrementando en los hogares familiares los medidores de tensión arterial de uso doméstico.

El concentrador de oxígeno es un dispositivo médico, y que proporciona terapia de oxígeno de bajo flujo a pacientes con insuficiencias respiratorias. El concentrador de oxígeno puede ser portátil para los pacientes que requieren de este tratamiento en sus hogares.

Toma el aire ambiental y lo transforma en oxígeno puro que, filtrando el nitrógeno, y en este proceso hace que el aire que respiramos a través de estos aparatos médicos contenga un porcentaje mayor al 21% de oxígeno que normalmente encontramos en el ambiente.

El aire absorbido es comprimido en su interior, y bombeado hacia el exterior ya transformado en oxígeno, conforme el paciente lo va necesitando. Son por lo tanto, dispositivos que ayudan a realizar terapias de oxígeno en casa cuando realmente lo necesites, siempre que un equipo médico lo prescriba para evitar un cuadro de hipoxia en el organismo.

A diferencia de los tanques o balones que contienen una cantidad determinada de oxígeno comprimido, los concentradores utilizan bombas eléctricas para concentrar el oxígeno que hay en el aire y así realizar un suministro continuo al paciente.

Lo ideal para mantener buenos niveles de oxígeno en la sangre en una persona sana es hacer deporte en forma regular para mantener tu sistema respiratorio y circulatorio en buen estado; así como mantener hábitos alimenticios saludables y reducir progresivamente el consumo de grasas saturadas, azúcares refinados y alcohol.

Caso de enfermedad respiratoria, si es necesario un concentrador de oxígeno (también denominado CPAP), el suministro ocurre de dos formas: cada vez que el usuario inhala, basándose en lo que se llama la frecuencia respiratoria de una persona o en forma de dosis de pulso, la que toma en cuenta la cantidad de oxígeno que le hace falta al usuario.

Así se asegura que el paciente está recibiendo la cantidad de oxígeno necesaria según la actividad que esté realizando en ése momento. Por ejemplo, dormir requiere de menos oxígeno que hacer una caminata y otras actividades diarias.

Sin embargo, hay que considerar que una solución más eficiente para pacientes que requieren de forma continua el suministro de oxígeno es la de la dosis de pulso, y a través de un concentrador de oxígeno portátil para mayor comodidad.

El concentrador de oxígeno y su aplicación médica y terapéutica

Los usos o prescripciones más comunes de este aparato en el ámbito médico de forma ambulatoria o domiciliaria, ocurren en el tratamiento de enfermedades que causan bajos niveles de oxígeno en la sangre, como enfisema, ataques graves de asma, insuficiencia cardíaca, apnea del sueño, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, neumonía y COVID-19.

El oxígeno es el nutriente más importante para la vida y los pacientes con dificultades respiratorias como en el caso de la apnea obstructiva del sueño no pueden llevar suficiente oxígeno a sus pulmones, y cuando sangre, cerebro y todo el sistema no se oxigenan adecuadamente, su vida corre peligro.

En estos casos, los médicos generalmente prescriben concentradores de oxígeno portátiles para uso doméstico, para que los pacientes puedan respirar a un ritmo normal llevando a sus pulmones una cantidad suficiente de oxígeno.

El concentrador de oxígeno portátil mejora la calidad de vida de los pacientes, permitiéndoles ser más activos y estar más tranquilos mientras reciben terapia, ya que además en la actualidad son más compactos, ligeros y emiten poco ruido.

Los concentradores de oxígeno portátiles funcionan con batería, lo que aumenta la portabilidad y permite que el paciente pueda mantenerse en movimiento mientras lo usa, sin ningún tipo de restricción.

En Terapiacpap sabemos lo importante que es respirar bien, porque somos especialistas en suministrarte lo que necesitas para ello, ya que respirar es vivir. En la actualidad, el Síndrome de Apneas Obstructivas del Sueño (SAOS) afecta a un porcentaje de la población muy alto, aunque en muchas ocasiones no lo sepan.

Mediante esta enfermedad se produce por la obstrucción total al paso de aire en la vía respiratoria superior del paciente durante ciertas fases del sueño, provocándonos una sensación de asfixia que hace que se despierten muy a menudo, y por lo tanto, no se descanse bien.

El oxígeno suplementario proporcionado durante el sueño puede ayudar a aliviar la apnea del sueño, sea grave o no, por lo que los concentradores de oxígeno portátil son una importante herramienta para obtener sin dificultad la cantidad adecuada de oxígeno durante la noche.

La CPAP se utiliza más comúnmente porque se ha demostrado eficaz para el tratamiento de la apnea obstructiva del sueño sin embargo, para las personas que tienen dificultad para tolerar la CPAP fija, pueden probar con la BPAP o la CPAP con autoajuste. En Terapiacpap estamos para ayudarte con ello.

Share this post

Deja una respuesta