¿LA APNEA SE CURA?