Ronquidos: cómo controlarlos a través de la alimentación

Ronquidos: cómo controlarlos a través de la alimentación

Ronquidos: cómo controlarlos a través de la alimentación

El ronquido es un sonido causado por la vibración excesiva de los tejidos blandos cuando el aire pasa a través de ellos. Millones de personas padecen esta afección que, en la mayoría de los casos, no reviste gravedad. Sin embargo, en otros casos puede causar complicaciones de salud e, incluso, señalar problemas más graves.

El ronquido puede ser causado por cualquier factor que inhiba el flujo de aire durante el sueño. Comúnmente, ocurre como resultado de un bloqueo de los tejidos blandos en las vías respiratorias o debido a problemas de los senos nasales. Varios factores contribuyen al ronquido, incluida la edad y el peso. Aunque, cómo no, la dieta también puede hacer empeorar algunos casos.

Las consecuencias de los ronquidos

El ronquido se caracteriza por el ruido característicos que hace la persona que lo sufre durante el sueño. Es posible que no se dé cuenta de ello y en algunos casos, los roncadores se enteran de su condición solo cuando su compañero/a de cama le informa al respecto.

El ronquido es a veces tan intenso que despierta a la persona que lo experimenta. Estos períodos de alerta pueden ser breves, pero suficientes para reducir significativamente la calidad de un sueño reparador. En tales casos, la víctima puede encontrar fatiga y somnolencia durante al día siguiente.

La somnolencia diurna puede causar problemas graves con el tiempo. De hecho, es la causa de centenares de accidentes laborales cada año, por ejemplo. A veces, los pacientes duermen una siesta durante el día e incluso pueden diagnosticarse erróneamente como un trastorno del sueño como la narcolepsia.

La persona que ronca puede notar sequedad intermitente de la boca y la garganta o dolor de garganta por la mañana. Sentir que no ha descansado bien y cómo no, tener conflictos con la persona con la que vive pudiendo poner en jaque la relación personal que ambos tienen, sobre todo si la otra persona está padeciendo insomnio debido a dichos ronquidos.

Qué comer si roncas

La dieta es uno de los principales factores de los ronquidos que podemos controlar de forma consciente. Aunque no es la mayor causante de ellos, hacer algunos cambios en la alimentación puede conducir a la reducción de los síntomas. Incluso, algunos pacientes encuentran que sus ronquidos desaparecen por completo al cambiar de dieta.

El mayor problema dietético que afecta a los ronquidos son los lácteos. El consumo de lácteos hace que el cuerpo produzca mayor mucosidad, que a su vez contribuye a los ronquidos. La acumulación de mucosidad puede estrechar y bloquear los senos nasales o gotear hacia la parte posterior de la garganta, causando irritación.

Otro problema son los alérgenos. Es probable que cualquier alérgeno a base de alimentos cause inflamación y acumulación de mucosa que puede durar varias horas, hasta bien entrada la noche. Es importante conocer los factores desencadenantes de cada alergia y eliminarlos de la dieta lo mejor que se pueda.

Cambios en la dieta para personas que roncan

Azúcar

El azúcar intensifica la liberación de citocinas, una molécula estrechamente relacionada con la inflamación. Aunque todavía hay mucho que aprender sobre los efectos del azúcar, la mayoría de los expertos coinciden en que se debe evitar tanto el azúcar natural como el procesado para evitar un mayor impacto en los ronquidos.

Trigo

La harina de trigo procesada está estrechamente asociada con moléculas que impulsan la inflamación en todo el cuerpo, especialmente sensibles hacia las vías respiratorias y los senos nasales. También contribuye a que haya más mucosidad.

Alimentos ricos en grasas y lácteos

Cualquier alimento con mucha grasa saturada, como es el tocino, la carne roja, el queso…, acelera enormemente la producción de mucosidad. Si te gusta este tipo de producto, es mejor disfrutarlas con moderación y espaciar su consumo en el tiempo.

Alérgenos

Muchas personas tienen alergias alimentarias de las que ni siquiera tienen conocimiento. Si sospechas de alergias, es mejor obtener un diagnóstico mediante pruebas integrales de alergia alimentaria. En la mayoría de los casos, es recomendable eliminar completamente los alérgenos de la dieta para una mejor salud y un mejor sueño.

En Terapia CPAP te hemos preparado también una lista de alimentos y suplementos para dormir mejor, ¡tenla en cuenta!

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *