Higiene del Sueño. Consejos

Higiene del Sueño. Consejos

Cuando hablamos de tener buenos habitos a la hora de dormir y llevarlos a la práctica para obtener un buen descanso hablamos de cuidar de nuestra higiene del sueño. Se trata de tener en cuenta las condiciones ambientales y seguir algunas recomendaciones para mejor nuestra calidad del sueño. Desde aqui te mostramos siete consejos que pueden ayudarte a mejorar tu higene del sueño y evitar los malos hábitos que pueden interferir en tu sueño.  

  • Mantener un horario fijo para dormir: Aunque le pueda parecer básico, la mayoría de personas en edad adulta no lo cumple, y es más importante de lo que parece. Debemos marcarnos una hora para dormir y una hora para despertarnos y cumplirla cada día, incluso el fin de semana. Estamos educando a nuestro cuerpo para dormir y fallar en este punto puede inducirnos al insomnio.

 

  • Evitar el consumo de alcohol moderado: La ingesta de alcohol en las horas previas al sueño le hará caer en el error de que duerme mejor, cuando en realidad el sueño es más ligero y por lo tanto, menos reparador.

Además, el alcohol produce aún más la relajación muscular, por lo que los músculos de las vías respiratorias se verán afectados y tus apneas serán más intensas.  

  • Evitar cualquier substancia estimulante, así como las bebidas con cafeína o el tabaco o cualquier substitutivo que pueda contener nicotina

 

  • La habitación debe tener las condiciones de luz y temperatura adecuadas para dormir, así como la almohada y el colchón deben ser cómodos.

   

  • El ejercicio es vital para mantener nuestra salud en forma y nos ayudará a combatir el insomnio y su sueño será más profundo y reparador. Eso sí, no es aconsejable practicarlo en las tres horas previas a acostarse, nuestro cuerpo libera adrenalina y cortisol y puede impedir que nos durmamos con facilidad.

 

  • La cama es para dormir. Pelearse con las sábanas y contar los minutos que nos quedan para descansar con angustia no es una buena solución para combatir el insomnio. Levántate, toma un baño relajante o ponte a leer, eso sí, sentado en un sillón en otra habitación.

   

  • Si el insomnio persiste o aún durmiendo 8 horas se despierta cansado, consulta con tu médico. Es posible que estés padeciendo algún trastorno del sueño que necesite tratamiento.

Share this post