La fibromialgia y el sueño cosas que quizás no sabías

La fibromialgia y el sueño cosas que quizás no sabías

Se calcula que, aproximadamente, el 90% de las personas que padecen fibromialgia poseen algún tipo de trastorno del sueño. Numerosas investigaciones científicas han concluido que la disfunción del sueño puede ser considerada un desencadenante de la fibromialgia. Por tanto, se trata de uno de los orígenes, y no un síntoma o consecuencia, de esta enfermedad.

Hay que recordar que la fibromialgia se define como un síndrome de dolor crónico, generalizado y difuso, que genera dolores, fatiga, cansancio e insomnio entre quienes la padecen. Además, los pacientes suelen presentar alteraciones cognitivas, anímicas y trastornos del sueño.

La fibromialgia y el sueño

Los mecanismos implicados en el desarrollo de la fibromialgia tienen un efecto directo sobre las alteraciones del sueño. Los pacientes con fibromialgia se asocian a trastornos primarios del sueño como insomnio, síndrome de apnea-hipoapnea del sueño y el síndrome de las piernas inquietas.

Hay que tener en cuenta que los trastorno del sueño, a su vez, pueden tener el origen en disfunciones inmunológicas, como consecuencia de las respuestas de la interleuquina 1B en la regulación de los mecanismos del sueño. Así pues, se incrementaría considerablemente la actividad parasimpática y se interrumpirían los procesos habituales del sueño.

Además, los sistemas nerviosos simpático y parasimpático se mantienen en equilibrio, logrando así regular las fases de relajación y actividad del organismo. No obstante, en las personas con fibromialgia, cuyo sistema neurovegetativo se encuentra plenamente alterado, es posible que se mantengan más tiempo en fase simpática, incluso por la noche, lo que les provoca dificultad para conciliar un sueño reparador.

Son numerosos los estudios científicos que demuestran que los trastornos del sueño como la apena se producen en personas con fibromialgia, las cuales no llegan a alcanzar la fase 4 de sueño profundo. De este modo, suelen despertarse continuamente y ver interrumpida la fase REM.

En resumen, cuanto peor es la calidad del sueño, más empeorarán los síntomas de la fibromialgia (dolores, fatiga, problemas cognitivos, ansiedad y problemas anímicos). Abordar los trastornos del sueño, recurriendo a especialistas como los de Terapia CPAP, ayudará a combatir la fibromialgia de manera efectiva.

Detalles científicos sobre la relación sueño-fibromialgia

Cualquier tipo de trastorno de dolor crónico, como la fibromialgia, va asociado a un trastorno del sueño, ya que el dolor tiende a despertarnos durante la noche y a provocar un insomnio como consecuencia del sufrimiento.

Los afectados por dolor crónico presentan un alto nivel de alerta. De este modo, tendrán una mayor tendencia al pensamiento rumiativo, siendo complicado para ellos desprenderse de preocupaciones. Se traducirá en una mayor tensión muscular, temperatura basal y frecuencia cardiaca, es decir, una hiperactividad simpática diurna y nocturna.

De igual modo, en una investigación de Kassam y Patten del año 2006, se concluyó que una mayor proporción de pacientes con fibromialgia presenta un trastorno depresivo, siendo hasta tres veces mayor. Y es que, en torno al 80% de las personas con depresión, presentan una alteración del sueño en cantidad y calidad, siendo la fibromialgia consecuencia de la sintomatología depresiva.

Merece la pena reseñar que el triptófano es uno de los aminoácidos esenciales. Las neuronas lo emplean para producir la serotonina, el neurotransmisor que regula el sueño, el hambre, la temperatura corporal, el dolor y los desórdenes afectivos. De este modo, puede reducir la latencia del sueño y aumentar los despertares nocturnos.

De hecho, diferentes estudios señalan que los hombres producen hasta un 52% más de serotonina que las mujeres, lo que explicaría por qué las mujeres presentan más estados depresivos o trastornos de dolor crónico.

Los afectados por fibromialgia suelen presentar niveles de serotonina más bajos, hasta tal punto que se encontró un 45% menos de serotonina en sujetos con fibromalgia que en pacientes sanos.

Tratamientos eficientes

No existe como tal un fármaco para el tratamiento de las alteraciones del sueño en la fibromialgia. No obstante, la duloxetina, la pergabalina y laamitriptilina son muy recomendados en este sentido. El oxibato sódico es a su vez un fármaco que combate la somnolencia diurna y la cataplejía, por lo que podría aplicarse a la fibromialgia en este sentido.

De no alcanzar un sueño reparador por las noches, se podrían padece sistemáticamente otras alteraciones, así como un empeoramiento clínico de la fibromialgia.

Una correcta alimentación, evitar los cambios ambientales bruscos, el ejercicio físico moderado y la melatonina ayudarán a favorecer los ciclos del sueño y, por consiguiente, a combatir la fibromialgia. No obstante, te recomendamos que te pongas en manos de los mejores profesionales, como el equipo de Terapia CPAP.

The following two tabs change content below.

Terapia Cpap

TerapiaCPAP está formado por un equipo multidisciplinar de profesionales y colabora con diferentes especialistas en Neumología, Otorrinolaringología, Neurología, Cardiología, Odontología, y Endocrinología dedicados a la mejora de la calidad de vida de pacientes con Apnea Obstructiva del Sueño o SAHOS (Síndrome de Apnea Hipoapnea Obstructiva del Sueño).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.


Consúltanos las opciones de Alquiler

Cerrar popup







    Ha leído y acepta la política de privacidad.

    Si lo prefieres, puedes contactarnos por teléfono
    (Lunes a jueves de 9:00 a 18:00, viernes 9:00 a 14:00h)

    Hola

    ¿Quieres que te asesoremos?