¿CÓMO INFLUYE LA GENÉTICA EN EL SUEÑO?

¿CÓMO INFLUYE LA GENÉTICA EN EL SUEÑO?

¿Cómo influye la genética en el sueño? 

La genética es una cuestión inapelable que nos influye generación tras generación en multitud de aspectos. Desde ser más proclives a desarrollar enfermedades serias hasta cuestiones físicas de menor trascendencia como la calidad de nuestra piel, nuestros rasgos físicos o nuestro propio carácter. Pero también encontramos un aspecto fundamental no tratado en muchas ocasiones como es la influencia de la genética en el sueño. (LEER MÁS) 

Nos hacemos una pregunta como punto de partida: ¿si tus padres o al menos uno de los cónyuges ha tenido problemas en el sueño, es posible que tú también los desarrolles? Entiendo problemas de sueño patologías como la apnea del sueño, el insomnio, sonambulismo, etc… cualquiera de ellas. Si tenemos una madre que ha padecido insomnio durante toda su vida, ¿podremos heredarnos genéticamente? Y si nuestro padre sufre apnea del sueño, ¿significa que yo, mis hermanos o mis hijos también lo sufriremos? Para dar respuesta a estos planteamientos, la genética tiene algo que decir… 

Durante años, investigadores relacionados con la conducta del sueño han llevado a cabo estudios para contrastar las diferentes hipótesis planteadas. De hecho el avance más importante al respecto data de hace algunos pocos años solamente.  

En 2014, científicos de la Universidad Johns Hopkins descubrieron el gen del sueño. En esta investigación se encontró en la mosca de la fruta una secuencia de ADN alterada llamada wide awake, que traducido al español sería algo así como “despierto por completo”.  

Este gen mutante capaz de perjudicar y modificar el reloj biológico del insecto es el causante que produce el insomnio en la mosca y solo lo tienen unas cuantas de ellas provocando que éstas estén más despiertas que el resto. Un gen capaz por tanto de modificar los ciclos de sueño y vigilia de la mosca.  

El gen mutante wide awake 

Gracias a este gen mutante los investigadores avanzaron sobremanera y de forma histórica en una cuestión que llevaba décadas sin conclusiones específicas: ¿influye la genética en el sueño del ser humano? Se pudo identificar el gen normal del sueño, la proteína capaz de provocarlo y de regular los ciclos del sueño, aquellos que nos mandan cuando tenemos que dormirnos y cuando despertarnos. 

Wide awake tenía dos proteínas esenciales: taranis y ciclina capaces de actobar eñ núcleo supraquiasmético que está situado en el hipotálamo y que regula los ritmos circadianos imprescindible para dormir, a su vez conectados con los órganos de visión (por lo que también explicaría la mejor vigilia en el ser humano en ambientes oscuros y más lúgubres).  

Aunque queda mucho camino por recorrer, los investigadores demostraron con el descubrimiento del gen wide awake que éste también está presente en personas y animales. Y dieron respuesta en 2014 a una asunto con más confabulaciones que realidades hasta la fecha: la genética sí influye en el sueño de las personas. 

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *