Apnea del sueño: ¿Cuándo es necesario acudir con un profesional?

Apnea del sueño ¿Cuándo es necesario acudir con un profesional

Apnea del sueño: ¿Cuándo es necesario acudir con un profesional?

La apnea del sueño, a pesar de tener mucho tiempo presente en el mundo de los trastornos y enfermedades, recientemente ha mostrado un alto índice de crecimiento en la población de adultos y personas mayores. Esto es debido a muchos factores, como los malos hábitos del estilo de vida, el estrés, el sobrepeso e incluso problemas pulmonares. Esta se considera como una enfermedad que deteriora; que tiene la capacidad de reducir la calidad de vida si no se trata.

Además, la apnea del sueño también se agrava con el tiempo si no es trata adecuadamente. Sin embargo, a pesar de que la ayuda profesional es recomendada de manera inmediata, siempre hay que tener en cuenta que un simple ronquido no significa que estés padeciendo de este trastorno del sueño. Por lo tanto, para ayudarte a tomar el camino adecuado para identificar las soluciones, te hablamos sobre lo que hay que tener en cuenta antes de ir con el doctor.

Los síntomas de la apnea del sueño: un aspecto a tener en cuenta antes de acudir con un profesional

Como ya mencionamos, no todas aquellas personas que roncan en las noches tienen esta enfermedad. En muchas ocasiones puede deberse a otros padecimientos respiratorios o por la obesidad. Por lo tanto, si has notado que roncas es las noches, no es momento de alarmarse aún. Primero debes considerar si existe o no otros síntomas presentes y cuáles son.

Algunos de los indicios más comunes son el cansancio por la mañana, sueño constante, problemas para concentrarse, el dolor de cabeza matutino, entre otros. Asimismo, otros síntomas que pueden notar otras personas como la pareja es la inquietud y movimiento excesivo al dormir, ronquidos fuertes, respiraciones esporádicas, entre otros.

Si has leído la lista y has notado que presentas más de 3 o 4 síntomas de los antes mencionados, entonces tal vez sea momento de considerar acudir con un profesional. Este se encargará de realizar un diagnóstico profesional para determinar si se trata en realidad de un padecimiento de la apnea del sueño o no; seguido de ello recetará un tratamiento acorde.

Las opciones que tienes a tu disposición

Ahora, lo más recomendable cuando se sospecha de un padecimiento de la apnea del sueño es siempre acudir con un especialista en medicina del sueño. Esto para conseguir un diagnóstico concreto y un tratamiento específico. Sin embargo, cuando los síntomas son leves y no afectan de manera significativa tus relaciones y salud en general, también existe la opción de no hacerse un estudio del sueño (el principal método para diagnosticar este trastorno).

En cambio, la persona puede optar por simplemente cambiar su estilo de vida para mejorar sus hábitos de sueño, las horas de descanso y también reducir la obesidad (en caso de que sea un factor determinante para los síntomas). Sin embargo, no se recomienda, debido a que la apnea del sueño es una enfermedad progresiva. Por lo tanto, si no que aplica el tratamiento profesional adecuado, los síntomas podrían empeorar.

¿Es necesario obtener un tratamiento para este trastorno del sueño?

Por nuestros datos anteriores, es fácil deducir que un tratamiento es absolutamente necesario cuando se diagnostica la apnea del sueño o se sospecha de la misma. No se trata solo de reducir los síntomas, sino también de mejorar la calidad de vida y reducir el riesgo de padecer ataques cerebrales o cardiacos.

Los beneficios de pasar por un tratamiento para la apnea del sueño son muy variados. En primer lugar, conseguirás reducir la somnolencia durante el día, mejorar la presión arterial, reducir el riesgo de insuficiencia cardiaca, etc. Asimismo, si la persona tiene diabetes, el tratamiento ayuda a que sea más sencillo controlar los niveles de glucosa, ente otros.

Por otro lado, como ya mencionamos, las alternativas están presentes para aquellas personas con síntomas leves. De hecho, si tus síntomas no son tan graves; puede que un tratamiento intensivo no muestre resultados tan buenos o significativos como con personas que lo padecen de manera grave. Entonces, podemos concluir que el mejor momento para acudir a un especialista es cuando notes cambios y problemas graves por los síntomas.

Share this post