La diabetes tipo 2 y la apnea del sueño: todo lo que debes saber

La diabetes tipo 2 y la apnea del sueño

La diabetes tipo 2 y la apnea del sueño: todo lo que debes saber

Puede parecer que la diabetes tipo 2 y la apnea del sueño no están relacionadas en ningún ámbito. Después de todo, la primera tiene que ver con los niveles de insulina y azúcar en la sangre, mientras que el segundo es un trastorno del sueño. Sin embargo, te sorprenderá saber que estos dos padecimientos en realidad comparten una fuerte relación entre sí.

¿Sabías que de los pacientes que padecen de diabetes tipo 2, hasta el 45% sufre de algún trastorno del sueño? También sucede en el sentido contrario. Es decir, aquellas personas con trastornos del sueño o que duermen menos de 6 horas, tienen mayores probabilidades de padecer de diabetes tipo 2. Aquí te explicamos la relación entre estas dos enfermedades y las características claves que debes saber.

La apnea del sueño y la diabetes tipo 2 ¿En qué se relacionan?

Se le determina apnea del sueño cuando un individuo sufre de un bloqueo parcial o completo de su respiración al dormir. Debido a ello, la respiración se interrumpe, teniendo severos efectos en la salud tanto física como psicológica. Se trata de uno de los trastornos del sueño más comunes, existiendo en alrededor del 13% en la población masculina y el 6% en la femenina.

Aunque comúnmente se establece como un trastorno del sueño, en los últimos años se ha descubierto una relación importante entre la diabetes tipo 2 y la apnea del sueño. Por no mencionar su parentesco con la resistencia a la insulina y la intolerancia a la glucosa. Se debe a que, al dormir menos debido al trastorno, la tolerancia a la glucosa se reduce y se entra en un estado hipoglucémico. Esto puede ocurrir con tan solo 6 días de privación de sueño.

Se debe a que al dormir el cortisol y la hormona del crecimiento aumentan su producción. Estas hormonas son contrarias a la insulina, por lo que anulan su efecto. Asimismo, dormir poco puede aumentar los niveles de otras sustancias que también incrementan la resistencia a la insulina. Y el factor más importante que relaciona a la apnea del sueño con la diabetes tipo 2 es la leptina.

La leptina es la hormona de saciedad, y su producción se disminuye su producción. Debido a ello, las personas que duermen poco se ven más propensa a ganar obesidad, lo cual es uno de los síntomas de la apnea del sueño. Asimismo, la falta de sueño y la obesidad son algunos de los causantes de la diabetes tipo 2, por no mencionar que para aquellos que ya la padecen, los síntomas pueden empeorar.

La inclinación a desarrollar diabetes tipo 2 cuando se padece de apnea del sueño

Recientemente se ha realizado un estudio estadístico para intentar encontrar mejores pruebas sobre la relación entre la apnea del sueño y la diabetes tipo 2. Para este análisis se recopilaron datos de más de 1.400 individuos, con una edad promedio de 63 años. Todos los participantes no padecían de diabetes al momento de comenzar el estudio. También había personas de todo tipo, sin trastornos del sueño o con diferentes gravedades de apnea del sueño.

Se pudo registrar que luego de 13 años, al menos 280 personas si llegaron a padecer de diabetes tipo 2. Y lo más interesante es que el 70% de las personas con apnea del sueño fueron las más propensas a desarrollar dicha enfermedad. Fue el mismo resultado incluso en el estudio con personas obesas. Por lo tanto, aunque no existen pruebas totalmente irrefutables, este es un claro indicio de relación.

Dormir bien: cómo ayuda a evitar enfermedades y trastornos

En el caso de la apnea del sueño y la diabetes tipo 2, uno de los principales causantes en común es la falta de sueño. Es por ello que dormir bien es un importante factor a la hora de evitar ambas enfermedades. Obtener las correctas horas de descanso ayuda al páncreas a regular los niveles de insulina en la sangre, principalmente si se mantiene un hábito correcto de horas de dormir. Con esto se puede evitar tanto la obesidad como el desarrollo de diabetes.

 

Share this post