¿Un humidificador en la habitación? ¡por supuesto!

Ventajas humidificador

¿Un humidificador en la habitación? ¡por supuesto!

Durante los meses fríos del invierno, muchas dolencias se ven agravadas debido al aire frío y seco. Incluso en climas donde hay humedad en el exterior, los sistemas de calefacción en casa y en la oficina tienden a resecar el aire interior, lo que puede ocasionar muchos problemas. Ni lo dudes, opta por un humidificador para el interior de cualquier espacio.

Los humidificadores son una gran solución para aquellos problemas relacionados con el invierno. Te presentamos siete beneficios relacionados con el uso de un humidificador en tu casa u oficina durante estos fríos meses de invierno.

1. Ayuda a prevenir la propagación de virus transmitidos por el aire

Un estudio reciente reveló que el aumento de los niveles de humedad en interiores al menos en un 43% tuvo un efecto dramático en aproximadamente el 85% de los virus transmitidos por el aire, haciéndolos prácticamente ineficaces.

Como resultado, los investigadores contemplaron aumentar los niveles de humedad en los hospitales, como un método adicional para proteger a los médicos, enfermeras y visitantes para que no se enfermen.

La humedad tiene la capacidad de prevenir el movimiento de los gérmenes. Esto sucede porque las partículas en el aire son demasiado pesadas para flotar en el aire. A su vez, esto ayuda a prevenir la propagación de muchas enfermedades, incluida la gripe.

Esta es precisamente la razón por la que uno de los principales beneficios de un humidificador es aumentar los niveles generales de humedad en una habitación o en un hogar.

2. Ayuda a prevenir los ronquidos

Para quienes respiran por la boca, es casi imposible evitar que la sequedad sea una de sus consecuencias. Al usar un humidificador para agregar humedad al aire, creas un escenario más favorable que puede ayudar a calmar los tejidos en la parte posterior de la garganta.

Esto no solo te ayudará a dormir más cómodamente, sino que también puedes ayudar a reducir tus ronquidos. Además, hacer funcionar el humidificador durante todo el día también es beneficioso, ya que puede ayudar a que la garganta se mantenga húmeda y a prevenir la irritación que comúnmente se asocia con los ronquidos.

3. Prevenir la piel seca

Debido a que el 50-60% del cuerpo humano está compuesto de agua, un ambiente seco puede eliminar la humedad y dejar la piel seca, los labios agrietados y posiblemente incluso los ojos enrojecidos. Nuestros cuerpos dependen de la cantidad correcta de agua para sentirse bien y funcionar a un nivel óptimo. Debido a que nuestra piel es tan extensa, es donde notamos primero cuando estamos en condiciones extremadamente secas. Los labios y los ojos también muestran irritación cuando no se hidratan adecuadamente.

Utilizar un humidificador puede ayudar a evitar que la piel se seque. La humedad adicional en el aire puede ayudar a mejorar la piel seca o con picazón, los labios descamados o agrietados y la irritación de los ojos secos.

4. Ayuda a que tu hogar sea más cálido

Diferentes estudios han demostrado que el aire humidificado puede, incluso, sentirse más caliente que el aire seco. Esto se puede atribuir al hecho de que con más agua en el aire, el sudor se evapora más lentamente, lo que hace que las personas se sientan más cálidas.

Como resultado de esto, podemos ahorrar en nuestras facturas de calefacción. Con una sensación más cálida del aire, podemos bajar los termostatos, lo que ahorra energía y dinero.

5. Alivio de los síntomas de alergia

Los humidificadores modernos son una excelente manera de ayudar a aliviar los síntomas de las alergias. Si bien los humidificadores del pasado colocaban demasiada humedad en el aire -lo que alentaba la propagación de los ácaros del polvo doméstico-los modelos más nuevos se pueden configurar a niveles más bajos. Las personas alérgicas tienden a sentirse más cómodas con el aumento de la humedad, ya que ayuda a calmar los tejidos de la garganta y las fosas nasales.

6. Evita la electricidad estática

La electricidad estática a menudo aumenta en los meses más secos de invierno. La electricidad estática acumulada puede incluso dañar la electrónica sensible; incluso crear chispas que podrían dañar el gas en casa. El aire debidamente humidificado tiene la capacidad de limitar e incluso prevenir la mayoría de los problemas que provienen de la electricidad estática.

7. Evita daños a la madera

El aire seco también puede dañar los muebles de madera, resecarlos y agrietarlos. Puede llegar a aflojar las juntas en un piso de madera. Las puertas de madera pueden cambiar de tamaño, lo que dificulta su apertura y cierre, y las piernas y los brazos de las sillas pueden comenzar a tambalearse a medida que se aflojan las articulaciones.

Todo esto se debe a que la madera necesita un nivel constante de humedad. Un humidificador, cuando se usa correctamente, puede garantizar que la madera y los muebles de casa también salgan beneficiados.

Desde prevenir enfermedades hasta prevenir la electricidad estática, desde ayudar a que tu pelo se vea mejor hasta ayuda tu respiración por la noche, un humidificador es una herramienta muy útil, especialmente durante los meses secos de invierno.

En nuestro blog también te contamos Cuál es la mejor postura para dormir y evitar la apnea del sueño.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *