¿Cómo puedo limpiar una mascarilla CPAP?

¿Cómo puedo limpiar una mascarilla CPAP?

Muchos pacientes se preguntan cómo pueden limpiar una mascarilla CPAP. Pues, cuando llevan un tiempo sin hacerlo esta puede comenzar a emanar ciertos olores desagradables. Es normal, ya que este dispositivo está en contacto con la boca y la nariz. Por ello, conviene saber cómo se puede realizar una correcta higienización de esta solución para tratar la apnea del sueño eficazmente y aumentar su duración.

Pero, antes debemos hacer hincapié en lo importante que es diferenciar entre cómo limpiar una mascarilla CPAP y otro tipo de dispositivos. Por ejemplo, en Terapia CPAP ofrecemos una gran variedad de tratamientos para poder resolver todos los problemas que genera la apnea del sueño. Cada uno de ellos requerirá de unas medidas de limpieza diferentes, aunque en este caso nos centraremos solo en una mascarilla CPAP.

Hay que desmontar todos los componentes

El primer paso para limpiar una mascarilla CPAP para la apnea del sueño es desmontar todos sus componentes. Esto es crucial para que este proceso se haga de la mejor forma posible y que no quede ninguna zona sin desinfectar correctamente. Una limpieza deficiente puede conllevar problemas de malos olores, así como posibles infecciones. Pues, recordemos que la humedad es el caldo de cultivo perfecto para los hongos.

Si hay dudas sobre cómo desmontar bien una mascarilla en Terapia CPAP podemos ayudar a hacerlo. Responderemos a todas las preguntas que tengan aquellas personas que se encuentren en este procedimiento de limpieza. Es mucho más sencillo de lo que puede parecer la primera vez, y es que una mascarilla CPAP no consta de demasiados elementos. Eso sí, hay que recordar que el arnés no se debe quitar en ningún momento.

El agua y el jabón neutro son los únicos ingredientes

El segundo paso para limpiar una mascarilla CPAP es elegir bien los ingredientes que permitirán una higienización óptima de todas las piezas que la conforman y que, ahora, están ya desmontadas. Conviene evitar productos demasiado corrosivos o, incluso, optar por la lejía, ya que esto podría dañar el producto. Por lo tanto, lo único que hay que tener cerca es agua y jabón. Si este es neutro, mucho mejor.

Lo idóneo es que se llene una pequeña tina de agua y se añada el jabón. Luego, se introducirán todos los elementos de la mascarilla CPAP. Se pueden dejar a remojo si se desea o comenzar a limpiarlos con una esponja suave. Lo importante es que no haya ninguna parte que quede sin lavar. Una vez se haya completado este paso, la mascarilla CPAP ya estará preparada para volver a utilizarla. Aunque, falta todavía algo más.

Hay que dejar que se seque la mascarilla CPAP

El tercero de los pasos para limpiar una mascarilla CPAP es dejar que se seque. Habrá algunos elementos que sea complicado secarlos con un trapo y es que hay partes demasiado pequeñas y de difícil acceso. Por lo tanto, lo mejor es colocar la mascarilla CPAP en algún lugar seco y donde pueda recibir la brisa del aire para que se seque cuanto antes. Solamente cuando esté bien seca, se puede volver a montar de nuevo.

Como ya explicamos, la humedad es el caldo de cultivo preferido por los hongos, por lo que este tercer paso para limpiar una mascarilla CPAP es crucial. Por eso, un consejo fundamental es hacer esta limpieza durante la mañana. Así, la mascarilla tendrá tiempo de secarse a lo largo de la tarde y la persona que necesite utilizarla lo hará, sin problemas, cuando se vaya a la cama por la noche. Ahora bien, ¿cada cuánto hacer esto?

La limpieza debe realizarse a diario

Puede que parezca una locura, pero la higienización de una mascarilla CPAP debe ser diaria. Si está en buen estado, se puede alargar cada dos días, pero conviene que no pase de una semana. El motivo está en que no limpiar una mascarilla CPAP puede afectar a sus propiedades. De hecho, los usuarios que la utilicen pueden notar una menor adherencia y sellado. Esto se debe a que la limpieza no es todo lo frecuente que debería.

No es necesario ver claramente la suciedad como para determinar que esta puede afectar de manera importante a cualquier mascarilla CPAP. Si bien en el corto plazo esto no va a tener consecuencias, sí es posible que llegue un momento en que haya que cambiarla por completo, con el coste que esto supone. Y es que, como otros productos, la limpieza es crucial si se quiere disfrutar de esta mascarilla mucho tiempo.

En Terapia CPAP también queremos alertar sobre lo importante que es prestarle atención al arnés. Su limpieza sí puede ser semanal, contrariamente a la mascarilla en sí, ya que esto no va a afectar a su durabilidad. Sin embargo, hemos querido tratar este tema porque la grasa de la piel puede ensuciar la mascarilla CPAP y provocar que se acorte su tiempo de vida. Ahora que ya sabes cómo limpiar una mascarilla CPAP, ¡hazlo!

 

The following two tabs change content below.

Terapia Cpap

TerapiaCPAP está formado por un equipo multidisciplinar de profesionales y colabora con diferentes especialistas en Neumología, Otorrinolaringología, Neurología, Cardiología, Odontología, y Endocrinología dedicados a la mejora de la calidad de vida de pacientes con Apnea Obstructiva del Sueño o SAHOS (Síndrome de Apnea Hipoapnea Obstructiva del Sueño).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.


Consúltanos las opciones de Alquiler

Cerrar popup





    Ha leído y acepta la política de privacidad.

    Si lo prefieres, puedes contactarnos por teléfono
    (Lunes a jueves de 9:00 a 18:00, viernes 9:00 a 14:00h)

    Hola

    ¿Quieres que te asesoremos?