¿Cómo se sabe que se debe sustituir una mascarilla CPAP de la apnea del sueño?

La mascarilla CPAP te ayuda a combatir la apnea del sueño, y debes reemplazarla periódicamente para su efectividad.

¿Cómo se sabe que se debe sustituir una mascarilla CPAP de la apnea del sueño?

La Presión Positiva Continua en las Vías Respiratorias (CPAP, por sus siglas en inglés) hace uso de una maquinaria concreta que previene y reduce la apnea del sueño. A lo largo del tiempo algunos de los materiales de este tratamiento pueden deteriorarse y empeorar su eficiencia.

Por ello, es importante reconocer cuándo es el momento de cambiar cualquiera de los componentes de la mascarilla CPAP. En nuestro centro podemos ayudarte a instalar el equipo y asesorarte en todo lo relativo a la apnea del sueño. Nuestro objetivo es que puedas dormir mejor y descansar de la forma adecuada.

Signos de que la mascarilla CPAP o sus piezas deben ser sustituidas

Fugas por un mal sellado de la mascarilla

La grasa de nuestro rostro puede hacer que, con el paso del tiempo, las almohadillas del tratamiento CPAP no sellen correctamente. Esto ocurre aunque llevemos una higiene adecuada, ya que es una reacción natural del material. Si compruebas que existe alguna fuga, no aprietes en exceso el arnés para compensarlo. Estarás molesto y se deformará la figura, creando nuevas fugas que no te ayudarán con la apnea del sueño.

Daños por una limpieza abrasiva

Limpiar la mascarilla CPAP es muy importante, pero debemos hacerlo de la manera correcta. Solo es necesario utilizar agua y un jabón suave, y así estaremos eliminando cualquier resto de suciedad o grasa de los componentes. Si utilizas productos más agresivos, jabones perfumados o sustancias hidratantes; puedes llegar a deteriorar el material y necesitar un cambio urgente.

Mal ajuste de la mascarilla

Si tienes una mascarilla que no se ajusta de manera adecuada a tu rostro, puedes tener varios problemas. El primero es que su eficacia contra la apnea del sueño será muy reducida, haciendo que el tratamiento CPAP no funcione como debería. Por otro lado, tendrás que estar realizando ajustes constantemente, apretando el arnés demasiado y pudiendo estropear sus componentes.

Señales de envejecimiento u obsolescencia

A lo largo del tiempo, las propias piezas de la mascarilla CPAP irán perdiendo sus condiciones iniciales y reduciendo su efectividad frente a la apnea del sueño. También puede ocurrir que tu aparato haya quedado obsoleto, y existan en el mercado opciones mejores para tu tratamiento.

Mantenimiento del equipo CPAP

Como hemos visto, es importante seguir las instrucciones de limpieza de cada una de las piezas y componentes del tratamiento contra la apnea del sueño. Un mantenimiento poco adecuado puede dar lugar a la aparición de defectos y fallas en el dispositivo, lo que supone un descenso de su efectividad.

Como norma general, te recomendamos que no utilices ningún tipo de alcohol u otras soluciones de limpieza con un alto nivel abrasivo. La mascarilla, las almohadillas nasales o los tubos pueden dañase y dejar de servir. Lo mejor es optar únicamente por agua tibia y un poco de jabón neutro.

  • Mascarilla: Debe realizarse una limpieza diaria, retirando las almohadillas del arnés para ello. Limpia con agua templada y jabón, enjuágalas y déjalas secar al aire.
  • Tubos: De la misma forma, repite el proceso anterior una vez al día por lo menos. Lávalos con agua y jabón y estarán perfectos para volver a utilizarlos a la hora de dormir.
  • Humidificador: Cada día, vacía el contenido de su interior y déjalo secar al aire. Cambia el agua, utilizando siempre agua destilada para evitar que se acumulen restos y minerales en el aparato. Una vez a la semana, limpia la cámara con vinagre blanco para que no aparezcan hongos. Enjuaga muy bien antes de volver a utilizarlo, siempre con agua destilada.
  • Filtro: Una vez a la semana, retira el filtro del interior de la máquina CPAP y lava bien con agua y jabón. De nuevo, enjuágalo y deja que se seque de forma natural antes de colocarlo.
  • Arnés: El arnés también es interesante que lo laves una vez a la semana, pero no en la lavadora. Utiliza jabón y agua tibia para lavarlo a mano, de nuevo dejándolo secar al aire.
  • Para la máquina, puedes utilizar un paño húmedo.

Periodo recomendado para cambiar los componentes

  • Almohadilla nasal: Mensual
  • Almohadillas: Mensual
  • Almohadilla facial: Mensual
  • Filtro fino (desechable): Mensual
  • Filtro para partículas gruesas de espuma: Mensual
  • Mascarilla: Cada tres meses
  • Tubo: Cada tres meses
  • Arnés: Cada seis meses
  • Correa para la barbilla: Cada seis meses
  • Dispositivo de terapia: Cada cinco años

Share this post