¿Cuántos tipos de apnea del sueño existen?

post
Familiarízate con los tipos de apnea del sueño que existen y cómo puedes identificar si tú o tu familiar padecen esta enfermedad.

¿Cuántos tipos de apnea del sueño existen?

Entre los distintos problemas respiratorios asociados a la forma de dormir o conciliar el sueño, los tipos de apnea son los principales. Todos ellos conllevan a un especial tratamiento y cuidado, puesto que, de lo contrario, podría representar graves consecuencias para la persona. Ante ello, conviene explicar más detalladamente el tema y justo eso es lo que haremos a continuación.

¿Qué es la apnea del sueño y por qué se produce?

La apnea del sueño es uno de los padecimientos más antiguos de la sociedad que está ligado a distintas enfermedades. Sin embargo, hoy en día representa una única entidad clínica que, como lo indica su nombre, se manifiesta durante horas nocturnas. De igual manera, es posible diferenciar los diversos tipos de apnea que existen, dado que no todas se presentan de la misma manera.

Apnea es el término médico utilizado para definir al cese de la respiración en un contexto abrupto. Sin embargo, ocurre por un período de tiempo pasajero, pero que, en retrospectiva, puede llegar a ser mortal. Al mismo tiempo, ocurre repetitivamente a lo largo de la noche, cuando el individuo ha alcanzado la etapa de sueño más profundo. Debido a esa característica, en ocasiones es difícil de identificar.

Los distintos tipos de apnea del sueño se producen por un factor en común: reducción o detención de la funcionalidad de la vía aérea. A causa de ello, el cuerpo no es oxigenado como debería ser, generando cierto grado de estrés a los tejidos. Asimismo, se acumula un producto de desecho metabólico conocido como dióxido de carbono de valor poco provechoso para el organismo.

Descubre los 3 tipos de apnea del sueño que existen hasta la fecha

Sustentándonos en la literatura médica, nada más se han descrito tres tipos de apnea del sueño para la fecha. Cada una de ellas actúa de modo distinto o, en particular, en un entorno mixto. Lo importante del caso es saber cómo reconocer la aparición e instauración de esta enfermedad, actuando en pro de evitar males mayores. Por consiguiente, tenemos que:

Apnea obstructiva del sueño

En esta pequeña trinidad de tipos de apnea, la clase obstructiva es la más común de todas. Como lo indica su enunciado, se produce por la obstaculización al paso de aire en la vía respiratoria superior. Por si no lo sabías, esta zona está comprendida desde la nariz hasta la laringe. Todo lo que esté inmediatamente inferior a ese límite se le cataloga como vía aérea inferior.

A groso modo, la persona sufre “espasmos” o cierres continuos a nivel de la vía aérea superior por período máximo de 10 segundos o más. Por su parte, al presentarse en horas de la noche, el individuo puede experimentar despertares abruptos debido a la sensación de ahogo. Y, en casos más graves, es un panorama que puede repetirse hasta 30 veces.

Apnea central del sueño

Dentro de los tipos de apnea, aquella de origen central es la menos frecuente, pero quizá, la que más pasa desapercibida. El centro que controla y regula la respiración yace en una zona del cerebro denominada como tronco del encéfalo. En condiciones normales, responde a las concentraciones de dióxido de carbono en el cuerpo, aumentando o disminuyendo la respiración de acuerdo a ese dato.

Desafortunadamente, en este tipo de apnea del sueño existe un déficit en el centro que regula la respiración casi en su totalidad. A raíz de ello, las respiraciones por minuto de la persona se tornan menos profundas y hasta imperceptibles, incluso disminuidas en frecuencia. Tarde o temprano, terminan provocando un despertar abrupto que impide el descanso correcto.

Apnea mixta del sueño

Finalmente, el último tipo de apnea del sueño es aquella en la que predominan características de las dos clases anteriores. También se le atribuye un porcentaje de aparición poco habitual, pero tiende a ser mortal. En comparación a sus homónimas, genera signos y síntomas de gravedad superior, por lo que se recomienda su abordaje y rápido tratamiento inicial.

¿Cuándo la apnea es grave?

Todavía no existe un consenso que indique cuándo es grave la apnea, ya que, de por sí, es un cuadro clínico de cuidado. No obstante, si la detención de la respiración supera los 10 segundos y los despertares son contados en más de 30, es motivo de preocupación. Si te sientes identificado con esta situación, lo ideal es acudir a un especialista cuanto antes, previendo el peor de los casos.

¿Cómo saber si una persona tiene apnea del sueño?

Es difícil, sobre todo para primerizos, reconocer los tipos de apnea del sueño y sus episodios. Aun así, la clave es no confundir este hecho con ronquidos, recordando que es el cese definitivo de la respiración por unos segundos. A la par, el afectado experimenta un despertar repentino y agitado, lo que es característico de esta enfermedad en todo su esplendor.

The following two tabs change content below.

Terapia Cpap

TerapiaCPAP está formado por un equipo multidisciplinar de profesionales y colabora con diferentes especialistas en Neumología, Otorrinolaringología, Neurología, Cardiología, Odontología, y Endocrinología dedicados a la mejora de la calidad de vida de pacientes con Apnea Obstructiva del Sueño o SAHOS (Síndrome de Apnea Hipoapnea Obstructiva del Sueño).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.