Impacto económico en España de la Apnea del Sueño

Kit Somnos

Impacto económico en España de la Apnea del Sueño

¿Sabes cuánto dinero le supone a España, y que impacto económico tiene que haya casos de apnea del sueño sin tratar?

Gastos en sanidad, accidentes laborales, bajas indefinidas y falta de productividad traducida en 2.800 millones de euros al año. En lugar de hacer recortes, ¿no es mejor poner remedio a este trastorno?

Recientes estudios realizados por la Cátedra de Investigación del Sueño de la Universidad de Granada aseguran que aproximadamente la mitad de la población española padece el trastorno de la apnea obstructiva del sueño, lo que se traduce en casi tres mil millones de euros de gastos al año en nuestro país. La falta de sueño genera ciertas alertas, no solo en la salud del paciente, pues ésta va de la mano de otros problemas en nuestro organismo (hipertensión, enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares u obesidad), sino también en el bolsillo de todos los españoles.

Cada vez que una persona descuida el tratamiento de la apnea del sueño está contribuyendo a que se incremente la partida de gastos del estado en sanidad. No obstante, a los particulares también les afecta directamente, pues si una empresa cuenta en su plantilla con un trabajador que sufre este trastorno y no se lo trata, acabará perdiendo dinero. Nuestro empleado comenzará a sentir somnolencia y le afectará tanto a su atención como a su memoria, repercutiendo en la productividad de la empresa, ergo el balance económico se verá afectado.

El próximo 17 de marzo se celebra el Día Mundial del Sueño, una buena ocasión para preocuparnos por el sueño y poner en estima el valor que éste tiene en nuestro día a día. Y es que los informes son claros, pues uno de cada cinco casos de accidentes laborales o de tráfico es provocado por la falta de sueño. El insomnio, y especialmente la apnea del sueño, representan el 20% de los siniestros de este tipo que se producen en España.

El impacto socioeconómico de la apnea del sueño en nuestro país es de 2.800 millones de euros. En la gran mayoría de los casos, la sanidad invierte elevadas cifras económicas en la evaluación y tratamiento de este problema, las cuales podrían reducirse si cada paciente fuese capaz de poner remedio a tiempo. Todo pasa por ponerse en manos de los mejores profesionales, los cuales nos asesorarán en la compra de un (CPAP) que consiguiese nutrir de aire constantemente nuestras vías respiratorias, evitándonos esa sensación de asfixia nocturna, símbolo de la apnea. El tratamiento de la apnea del sueño se traduciría en un ahorro de más de 614.000 euros.

Muchas veces, la apnea del sueño es diagnosticada a raíz de que el paciente acude al hospital por otro tipo de dolencia, es decir, problemas musculares, digestivos o psicológicos. ¡Fíjense en el impacto económico! Si esa persona se tratase a tiempo el problema de la apnea del sueño, se ahorraría gastos en fisioterapeutas, endocrinos o psicólogos. Y es que los datos demuestran que los pacientes de apnea del sueño no diagnosticados consumen entre dos y tres veces más recursos que la población general (más días hospitalizados, más horas de tratamiento, más fármacos, etc.).

Los seguros también son, al igual que las empresas y el Estado, los grandes damnificados de una apnea del sueño que no es tratada a tiempo. Este trastorno provoca desorientación, somnolencia, mareos, depresión y desconcentración, lo que incrementará notoriamente los riesgos de padecer un accidente de tráfico. El peligro no solo está al volante, pues en la empresa podremos sufrir cualquier tipo de accidente laboral que nos obligase a entrar en una baja laboral larga, lo que se traduciría en pérdidas para la empresa si estos episodios se repitiesen. ¡Nuestra irresponsabilidad puede poner en peligro tanto nuestro trabajo como nuestra vida!

¿Y qué pasa con los niños? Aunque la apnea del sueño es menos frecuente en la etapa infantil, la presencia de este trastorno ocasionará un descenso en el rendimiento del alumno, pudiéndole ocasionar que repita de curso, con el gasto que ello supone.

Si en otras ocasiones hemos insistido en la necesidad de tratar la apnea del sueño para mejorar nuestra calidad de vida, ahora también hacemos especial hincapié en el beneficio económico que supondrá tanto al sistema español como a nosotros mismos.

Share this post