Importancia del diagnóstico del sueño y la apnea del sueño y cómo puede afectar a nuestra vida cotidiana

Importancia del diagnóstico del sueño y la apnea del sueño y cómo puede afectar a nuestra vida cotidiana

Importancia del diagnóstico del sueño y la apnea del sueño y cómo puede afectar a nuestra vida cotidiana

Junto con el ronquido, la apnea del sueño es el trastorno respiratorio del sueño más común. Conocer el número de personas que la sufren es complicado, puesto que en muchos casos se trata de una patología que se pasa por alto por puro desconocimiento. De hecho, se calcula que solo en España pude haber cerca de un millón de personas sin diagnosticar y, por lo tanto, sin recibir tratamiento adecuado.

Este dato es significativo y pone de manifiesto la necesidad de dar visibilidad a la patología para poder recibir un diagnóstico del sueño de manera precoz. Y no solo por las consecuencias que sobre la calidad de vida y la salud tiene este trastorno, sino porque los especialistas consideran que su prevalencia ha aumentado hasta un 45 % en los últimos años.

La obesidad, el sedentarismo y el tabaquismo son los grandes factores de riesgo asociados a la apnea del sueño, que no solo afecta a adultos, también a niños. Por eso, ante cualquier sospecha, la recomendación es siempre acudir al especialista para que realice una revisión en profundidad y haga un diagnóstico del sueño si fuera necesario.

Cómo se detecta la apnea del sueño

Una exploración adecuada es el punto de partida. Es la que permite detectar posibles anomalías que suponen predisposición a padecer apnea del sueño. Además de ello, los especialistas pueden recomendar la realización de una prueba para el diagnóstico del sueño, una polisomnografía. Esta registra la frecuencia y paradas en la respiración, la frecuencia cardiaca y los movimientos musculares durante el descanso.

El diagnóstico y el tratamiento de la apnea del sueño con dispositivos adecuados supone un cambio radical en la calidad de vida del paciente que la padece. Este es un trastorno que tiene una enorme repercusión en todos los niveles y que puede llegar a tener severas consecuencias en la salud, incluso irreverisbles.

Por qué es tan importante la detección precoz

La primera consecuencia de la apnea del sueño es un descanso insuficiente. Esas paradas en la respiración alteran el ciclo normal del sueño. Las consecuencias son cansancio y somnolencia diurna y, estas, a su vez, pueden provocar falta de concentración y de rendimiento laboral o escolar, irritabilidad o trastornos en la conducta.

Ante cualquiera de estos síntomas, si no existe una razón aparente para su aparición, el consejo es siempre someterse a un diagnóstico del sueño. Este será el que determine si se padece un trastorno de apnea y permitirá iniciar el tratamiento adecuado, que puede variar de unos pacientes a otros según el alcance de la patología.

Pero, además de esos síntomas mencionados, que afectan sobre todo a la calidad de vida del paciente en su vida cotidiana, la apnea del sueño tiene otras consecuencias que a largo plazo también pueden alterarla de manera significativa. Así, este trastorno se asocia con un mayor riesgo de sufrir hipertensión arterial y enfermedades cardiacas, desde arterosclerosis a infartos de miocardio.

También hay estudios que sugieren una correlación entre la apnea del sueño y enfermedades neurológicas. Y aún se puede llegar más lejos, puesto que existen investigaciones que apuntan a que este trastorno estaría además relacionado con un incremento en el riesgo de aparición de glaucoma, diabetes y hasta disfunción eréctil.

Por lo tanto, la apnea del sueño sin diagnosticar supone una pérdida de calidad de vida en todos los aspectos, además, de un mayor riesgo de sufrir accidentes de todo tipo por esa falta de concentración. Todo ello sin olvidar la negativa repercusión que puede llegar a tener en la salud.

Mejorar la calidad de vida de los pacientes con apnea es posible

A pesar de esos efectos negativos de la apnea del sueño a todos los niveles, es un trastorno cuyas consecuencias se pueden controlar con un tratamiento adecuado. Evidentemente, el primer paso siempre a de ser la valoración de un especialista. Tanto el desencadenante como la gravedad de la apnea pueden llegar a ser muy diferentes y, por tanto, el abordaje también lo será.

En casos leves y moderados, los dispositivos de avance mandibular permiten abrir las vías aéreas del paciente y facilitar una respiración adecuada. Son dispositivos intraorales hechos a medida y cómodos de llevar que fuerzan ligeramente la posición de la mandíbula.

Otros pacientes, sin embargo, necesitan de dispositivos de presión continua de aire (CPAP). Son aparatos que proporcionan un flujo de aire constante para evitar que la vía aérea colapse o se bloquee. Estos equipos, por otra parte, cada vez son más cómodos, con el objetivo de garantizar que no se abandona el tratamiento.

En definitiva, conviene tener siempre presente que es el tratamiento el único medio de mejorar la calidad de vida de las personas que padecen de apnea obstructiva del sueño. Pero previamente se necesita un diagnóstico que en muchos casos no llega por simple desconocimiento.

The following two tabs change content below.

Terapia Cpap

TerapiaCPAP está formado por un equipo multidisciplinar de profesionales y colabora con diferentes especialistas en Neumología, Otorrinolaringología, Neurología, Cardiología, Odontología, y Endocrinología dedicados a la mejora de la calidad de vida de pacientes con Apnea Obstructiva del Sueño o SAHOS (Síndrome de Apnea Hipoapnea Obstructiva del Sueño).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.