Qué es la apnea del sueño: 10 preguntas y respuestas

Qué es la apnea del sueño: 10 preguntas y respuestas

Qué es la apnea del sueño: 10 preguntas y respuestas

Es difícil establecer cifras exactas, puesto es un trastorno que en muchas ocasiones se tarda en diagnosticar, o incluso no se llega a hacer nunca. A pesar de ello, se calcula que en España entre 5 y 7 millones de personas sufren apnea del sueño. Es, por tanto, un trastorno común, pero también a veces desconocido. Vamos a dar algunas pinceladas para conocerlo mejor.

1. ¿Qué es la apnea del sueño?

Es un trastorno del sueño en el que la respiración se detiene repetidamente y durante periodos que pueden ser prolongados. Normalmente se asocia al ronquido, pero realmente este puede aparecer en personas que no sufren apnea del sueño.

2. ¿Qué sintomatología presenta?

Los ronquidos fuertes son uno de los síntomas que indican que una persona padece apnea del sueño, además de esas pausas en la respiración. Pero hay otros muchos que conviene no pasar por alto y que es fácil asociar a otro tipo de problemas: boca seca, cansancio excesivo sin causa aparente, irritabilidad, insomnio o dificultades de concentración, entre otros.

3. ¿Cuáles son los factores de riesgo?

Son muchos los factores asociados a la aparición de la apnea del sueño. Además de factores anatómicos y hormonales, también influyen otros como la edad, la obesidad, el tabaco y el alcohol, ciertos fármacos o enfermedades neurológicas y respiratorias.

4. ¿Qué consecuencias tiene una apnea no diagnosticada?

La apnea del sueño no solo afecta a la calidad de vida de quien la sufre, también tiene repercusiones severas en el estado de salud general. Este trastorno puede ser factor de riesgo en enfermedades cardiacas como la arterioesclerosis o arritmias, también en el caso de ictus, hipertensión y ciertos tumores. Además, se asocia con obesidad, disfunción eréctil y depresión.

5. ¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico precoz de la apnea del sueño es fundamental. Ante cualquier sospecha, se debe acudir al especialista. Lo habitual es que solicite la realización de una polisomnografía. Esta sirve para determinar la frecuencia cardiaca, los niveles de oxígeno en sangre y los patrones de respiración durante el sueño.

6. ¿Cómo se trata la apnea del sueño?

El tratamiento de la apnea del sueño pasa por el uso de un CPAP, un dispositivo que impulsa aire a una presión determinada hacia las vías aéreas, impidiendo que estas se cierren y aparezcan pausas en la respiración. En casos leves o moderados son eficaces dispositivos intraorales que adelantan la mandíbula para permitir el paso de aire y solo en casos graves es necesaria cirugía.

7. Además del tratamiento, ¿qué más se puede hacer para aliviar los síntomas?

Un estilo de vida saludable es el mejor apoyo para el tratamiento de la apnea del sueño. Vigilar la dieta y el peso son cuestiones fundamentales, como lo es olvidarse del tabaco y practicar ejercicio físico con regularidad. Otro consejo es evitar el alcohol y medicamentos con efectos sedantes porque relajan el sistema nervioso. Dormir de lado o practicar ejercicios de respiración también puede ayudar.

8. ¿Se cura la apnea del sueño?

En líneas generales, la apnea del sueño es un trastorno que, aunque se pueda controlar para mejorar la calidad de vida de quien lo sufre, no tiene cura. Solo la tendría en casos muy concretos, como en pacientes obesos que pierden peso, tras la extirpación quirúrgica de amígdalas y adenoides en niños o tras correcciones mandibulares cuando el hueso presenta alteraciones.

9. ¿Se puede llevar una vida normal con apnea?

Sí, pero siempre y cuando esté diagnosticada y tratada. Los tratamientos para la apnea del sueño son eficaces para controlar los síntomas, de modo que el paciente puede descansar con normalidad, evitando esas consecuencias que tendría un trastorno no diagnosticado.

10. ¿La apnea infantil es igual a la de los adultos?

Los niños también pueden sufrir apnea del sueño, especialmente entre los 2 y los 6 años, pero en su caso el origen suele ser fundamentalmente una hipertrofia de vegetaciones y amígdalas, alteraciones en el maxilar y la mandíbula u obesidad. Las consecuencias, sobre todo, estarían relacionadas con cansancio y falta de concentración, que puede repercutir en su rendimiento escolar.

Conocer la apnea del sueño es importante para detectar sus síntomas los antes posible. La detección precoz y los tratamientos son claves para que quien la sufra no vea su calidad de vida ni su salud alteradas por este trastorno. Por eso, el consejo básico es acudir siempre al especialista ante el menor signo de alarma.

 

Share this post