¿Qué es la apnea obstructiva del sueño leve?

Qué es la apnea obstructiva del sueño leve

¿Qué es la apnea obstructiva del sueño leve?

La apnea obstructiva del sueño leve es el tipo menos avanzado de apnea obstructiva del sueño (AOS). Como sabemos, la AOS es un trastorno del sueño que causa episodios de apnea en los que la respiración se detiene y comienza repetidamente durante el sueño. Un trastorno potencialmente grave que puede provocar efectos adversos para la salud.

Las personas con AOS leve tienen apnea del sueño que no es tan interrumpida como la AOS moderada o grave. Pero debido a que la afección es leve, puede ser difícil saber si la padecemos o no, incluso diagnosticarla.

Tipos de apnea del sueño

La apnea del sueño incluye tres trastornos graves del sueño en los que se interrumpe la respiración mientras se duerme. Las personas que viven con apnea del sueño no tratada dejan de respirar repetidamente mientras duermen. Cuando se detiene la respiración, su cerebro y el resto de su cuerpo no reciben suficiente oxígeno, lo que afecta a la salud con el tiempo.

Hay tres tipos de apnea del sueño: apnea obstructiva del sueño, apnea central del sueño y apnea del sueño compleja. La apnea obstructiva del sueño (AOS) es el más común de los tres tipos de apnea del sueño. Provoca obstrucciones en las vías respiratorias cuando los tejidos blandos de la parte posterior de la garganta colapsan mientras dormimos.

La apnea central del sueño no es el resultado de una vía respiratoria bloqueada. En cambio, el cerebro no envía las señales adecuadas a los músculos que controlan la respiración.

Mientras que la apnea del sueño compleja es un tipo distinto de trastornos respiratorios del sueño que se clasifica como apnea central del sueño y se presenta en personas de manera similar a la AOS. Por lo general, se descubre durante el tratamiento inicial con un dispositivo de presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP) después de que una persona ha sido diagnosticada con AOS. También se puede diagnosticar durante un estudio del sueño cuando se aplica la terapia con CPAP.

La apnea obstructiva del sueño provoca episodios de apnea que reducen el flujo sanguíneo al cerebro. Cuando esto sucede, el cerebro recibe una señal para que se despierte parcialmente porque el cuerpo necesita respirar. Después de que se despierte, es posible que experimente sonidos fuertes de jadeo, asfixia o resoplidos porque está respirando para combatir la obstrucción. Una vez que se toma la respiración y el cerebro vuelve al modo de reposo, el proceso comienza de nuevo. Este proceso puede ocurrir varias veces por noche o hasta 100 veces, dependiendo de la gravedad de la apnea.

La AOS se clasifica como leve, moderada o grave según estos parámetros

  • AOS leve: las personas con AOS leve tienen de 5 a 14 episodios de apnea respiratoria en una hora.
  • AOS moderada: un paciente experimentará de 15 a 30 episodios en una hora.
  • AOS grave: la persona experimentará 30 o más episodios en una hora.

A pesar de que la apnea del sueño leve causa menos interrupciones que la AOS moderada o severa, de 5 a 14 interrupciones en la respiración por hora son todavía muchas para interrumpir el sueño y dejar de respirar.

Síntomas de la apnea del sueño leve

A una persona se le diagnostica apnea del sueño leve según un estudio del sueño durante la noche llamado polisomnografía. La polisomnografía registra los niveles de oxígeno en la sangre, las ondas cerebrales, los patrones de respiración, el movimiento de los ojos, la frecuencia cardíaca, el movimiento de las piernas, las etapas del sueño, los ronquidos y más.

Si no has realizado un estudio del sueño y tus síntomas son leves, es posible que te resulte más difícil saber que tienes problemas para dormir. Por ello, es importante saber qué síntomas puede causar la apnea del sueño leve porque algunos de ellos pueden tener un efecto grave en la salud con el tiempo.

Las personas con apnea leve pueden roncar

Si bien los ronquidos generalmente no son motivo de alarma, los ronquidos constantes y fuertes son un signo de apnea del sueño. Por supuesto, no todas las personas que roncan tienen apnea del sueño.

La somnolencia es otro síntoma común de la apnea del sueño leve

Las personas con apnea del sueño leve no se dan cuenta de cuánto se interrumpe su sueño durante la noche. Todas estas interrupciones pueden hacer que te sientas somnoliento durante el día. La somnolencia también puede causar poca energía y somnolencia, y podría afectar a tu cognición.

La presión arterial alta

Esto se debe a que cuando los niveles de oxígeno caen, se activan los receptores cerebrales. Envían mensajes a los vasos sanguíneos para aumentar el oxígeno al corazón y al cerebro para que el cuerpo pueda seguir haciendo su trabajo.

El aumento del flujo sanguíneo provoca presión en las paredes de los vasos sanguíneos, elevando la presión arterial. Por esta razón, las personas con AOS experimentarán presión arterial alta. La presión arterial alta puede aumentar su riesgo de sufrir un ataque cardíaco o un derrame cerebral.

Otros síntomas de la apnea del sueño leve

  • Eventos apneicos
  • Problemas de concentración
  • Disminución de la libido
  • Disfunción eréctil
  • Jadeo o asfixia durante el sueño
  • Insomnio
  • Irritabilidad y otros cambios de humor
  • Problemas de memoria
  • Dolores de cabeza matutinos
  • Nocturia: despertarse con frecuencia por la noche para orinar
  • Sueño no reparador

Causas de la apnea del sueño leve

Las causas de la AOS leve son las mismas que las de la AOS moderada y grave. Como por ejemplo, características anatómicas. Esto puede incluir aspectos como el tamaño y la posición de la mandíbula, el cuello, la lengua, las amígdalas u otros tejidos de la garganta que podrían afectar el flujo de aire.

También ser fumador, tener sobrepeso, antecedentes familiares, congestión nasal, uso de sedantes, consumo excesivo de alcohol o ciertas condiciones hormonales. La AOS parece estar asociada con dos condiciones hormonales anormales. El hipotiroidismo y la acromegalia, que pueden conducir a la AOS al causar inflamación de los tejidos en las vías respiratorias o contribuir a la obesidad. El hipotiroidismo causa una tiroides hipoactiva, mientras que la acromegalia causa un exceso de hormona del crecimiento.

El aumento del flujo sanguíneo provoca presión en las paredes de los vasos sanguíneos, elevando la presión arterial. Por esta razón, las personas con AOS experimentan presión arterial alta. La presión arterial alta puede aumentar el riesgo de sufrir un ataque cardíaco o un derrame cerebral.

La apnea obstructiva del sueño leve se diagnostica en función del número de interrupciones respiratorias del sueño por hora de sueño durante un estudio de sueño nocturno. Cuantas más interrupciones del sueño se tenga, más grave será la apnea del sueño. Curiosamente, según un estudio elaborado por la Escuela de Medicina de Harvard, la mayoría de las personas con AOS se encuentran en la categoría leve aunque la mayoría de los estudios parecen enfocarse en casos moderados y severos de apnea del sueño, lo que realmente no les da a los médicos mucha instrucción cuando se trata de diagnosticar la apnea del sueño leve.

El diagnóstico de una apnea obstructiva del sueño leve es también importante ya que al no ser diagnosticada o tratada puede provocar complicaciones de salud graves, como ataque cardíaco, diabetes, cáncer y trastornos cognitivos y del comportamiento.

 

Share this post

Deja una respuesta