Signos poco conocidos de los trastornos del sueño

Te hablamos sobre la causa de los trastornos del sueño como la apnea obstructiva del sueño, riesgos de salud y síntomas comunes.

Signos poco conocidos de los trastornos del sueño

Te sorprendería saber la cantidad de personas que sufren de trastornos del sueño y no tienen ni idea. La mayoría atribuyen los síntomas al estrés, al cansancio e incluso a algunas horas extra de descanso. Sin embargo, la verdad es algo que suele sorprender a la mayor parte de estos individuos. Se debe a que los signos de este tipo de enfermedades que afectan nuestra salud, tanto física como mental, nunca han sido de atención en la sociedad.

Es por ello que en esta oportunidad queremos ayudarte a tomar un poco de consciencia. Es posible que descubras que tú o algún familiar sufren de trastornos del sueño. En este escenario, lo mejor es buscar ayuda profesional y especializada, en cuyo caso podemos ayudarte. Por otro lado, incluso si no sospechas de este padecimiento ¡El conocimiento es poder! Saber esta información podría serte de ayuda en el futuro. Sin más preámbulos, te explicamos cuáles son los signos.

Las causas de los trastornos del sueño

Aunque no lo parezca, la mayoría de las causas de los trastornos del sueño se encuentran a nivel psicológico. En la actualidad, la mayoría de individuos trabaja más horas. De hecho, ahora el trabajo se encuentra en casa debido a la pandemia, y ahora las personas duermen menos horas que lo que se hacía hace más de 15 años. Y no podemos olvidar mencionar las computadoras, teléfonos y el internet, que suelen ser una importante causa de desvelo en muchos individuos. Con todos estos aspectos combinados, una persona no puede lograr un descanso reparador.

Incluso aquellas personas que logran dormir las horas suficientes, esto no basta. Debido a tantas distracciones, estrés y luz artificial a la que nos exponemos hasta la madrugada, la calidad de nuestro sueño ha disminuido. Y todas estas características pueden llevar a desarrollar uno de los trastornos del sueño más grave: la apnea obstructiva del sueño. Se trata de afección que provoca que los músculos de la garganta se contraigan y relajen repetitivamente durante el sueño. Esto interrumpe la respiración, y se presenta en forma de ronquidos.

Los riesgos de la apnea obstructiva del sueño, uno de los peores trastornos del sueño

Muchas personas no saben que la apnea obstructiva del sueño puede llegar a ser peligrosa. Aparte de querer tratar los molestos ronquidos que se producen, no tratan de llegar a una causa a fondo (las psicológicas). Sin embargo, si no se trata de forma temprana, puede llegar a ocasionar problemas cardiovasculares, tensión alta, problemas cardiacos y cerebrovasculares. Los síntomas más comunes son los ronquidos fuertes y el jadeo o atragantado al despertarse.

Los síntomas de la apnea obstructiva del sueño que no conocías

Ahora, como los síntomas antes mencionados pueden relacionarse con pesadillas o no se pueden notar fácilmente, muchas personas desconocen que padecen de trastornos del sueño como la apnea obstructiva. Por suerte, los síntomas no se dan únicamente en horas de la noche. Existen una serie de signos que también podrás identificar fácilmente con tan solo prestar algo de atención, y a continuación los mencionamos.

Dolores de cabeza y falta de concentración

Si últimamente te has despertado con dolores de cabeza o migrañas, esto podría ser un síntoma de trastornos del sueño. Este dolor suele presentarse en ambos lados y por delante de la cabeza, y se debe destacar que puede durar horas luego de despertarse. Por otro lado, también notarás que tu atención está muy dispersa durante la mayoría de horas, lo cual puede deberse a que la apnea obstructiva no te deja concebir un sueño reparador.

Falta de apetito sexual y cambios de ánimo

Vale, puede que la falta de libido pueda deberse incluso a factores como el cansancio y el estrés. Sin embargo, combinado con otros factores, puede ser un claro signo de trastornos del sueño. Asimismo, si has notado que ahora te irritas más fácilmente y no tienes ánimos para nada, puedes empezar a sospechar. Este lo puedes diferenciar fácilmente, ya que sueles molestarte o deprimirte por razones irrelevantes.

Share this post