Tumores y Apnea del Sueño

Tumores y Apnea del Sueño

 ¿Puede llegar a existir una relación entre la apnea del sueño no tratada y el desarrollo de tumores?

Según un último estudio realizado, el no seguir con una terapia contra la apnea del sueño podría llevar a quienes la sufren a desarrollar tumores, sobre todo en el pulmón, debido a la liberación de exosomas.

Al menos esto es lo que demuestra un trabajo publicado en la prestigiosa revista médica Chest y llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Chicago y de la Universitat de Barcelona. Para ello han experimentado con ratones y los resultados son, cuanto menos, preocupantes. La apnea del sueño debe tratarse en todo caso o el paciente podría llegar a sufrir cáncer de pulmón.

Y es que la hipoxia intermitente, es decir la apnea del sueño, puede llevar a favorecer que crezcan tumores a causa de la liberación de exosomas. Éstas son unas vesículas externas a la célula, unas esferas microscópicas que transportan a su vez proteínas, lípidos, ARN mensajero y micro-ARN entre sus células lo que provoca la producción y el crecimiento de tumores en los pulmones, uno de los órganos que más sufren las personas aquejadas de apnea del sueño.

 Un tratamiento contra la apnea del sueño es vital para evitar estos problemas que pueden poner en jaque la salud de quienes la padecen. En dicho estudio, hubo dos tipos de ratones, por un lado aquellos con una respiración regular y otros con apnea del sueño provocada. En éstos últimos expuestos a hipoxia se observaba como aumenta la liberación de exosomas pero ojo, no solo eso también cambios en el contenido genético unido a un aumento de las propiedades malignas de las células cancerosas del pulmón.

Pero no solo el pulmón es el afectado. Llevar a cabo un tratamiento contra la apnea del sueño debe ser una prioridad ya los exosomas pueden estimular, según cita la investigación, a que crezcan y se reproduzcan tumores por cualquier parte del cuerpo pudiendo dar pie a un cáncer más virulento, incluso metástasis. Amén, de los inconvenientes que producen en los tejidos internos del organismo como otra de sus fatales consecuencias.

A su vez, los exosomas de los ratones sometidos a dicha hipoxia intermitente, fomentaban las propiedades de las células malignas ‘in vitro’. En su conclusión, la propia UB ha declarado que estudios como estos muestran la evidencia de que la apnea del sueño debe seguir un tratamiento ya que es un “factor de agravamiento del cáncer”.

Share this post