Cómo afecta a los pacientes de cáncer tratados con quimio o radio el sueño

Cómo afecta a los pacientes de cáncer tratados con quimio o radio el sueño

El cáncer afecta a los patrones de sueño de los pacientes que sufren la enfermedad. ¿De qué manera?

El sueño es una de las muchas funciones vitales que se ven alteradas en pacientes con cáncer. Y en el caso de esta enfermedad, no resulta extraño que acabe convirtiéndose en un círculo vicioso, ya que el insomnio asociado a esta patología puede agravar otros síntomas también relacionados con ella, como es el caso de la fatiga, la ansiedad y, en algunos casos, la depresión.

No solo en el desarrollo de la enfermedad, el sueño también puede verse alterado tiempo después de haber recibido tratamiento contra el cáncer, bien mediante quimioterapia, bien a través de la radioterapia. En cualquiera de los casos, ante una alteración del descanso que se muestra recurrente, la recomendación principal es consultarlo con el especialista para evitar que el problema afecte de manera importante a la vida diaria del paciente, ya de por sí bastante complicada.

Por eso, es fundamental que el oncólogo esté al tanto de cualquier alteración significativa en los patrones de sueño del enfermo de cáncer para tomar medidas de manera temprana. Y lo primero será analizar el origen del problema, que puede estar en algunos medicamentos, pero también en efectos secundarios de los tratamientos, como pueden ser las náuseas y vómitos o los sofocos.

Pero a veces, esa alteración del sueño en pacientes con cáncer o que ya han superado la enfermedad tiene que ver con motivos bien distintos. El temor a un empeoramiento o a una recaída es otro de los aspectos que puede alterar el descanso de los afectados por la enfermedad.

Sueño y quimioterapia

En el caso de pacientes que están recibiendo tratamiento contra el cáncer, lo común es que se sientan especialmente fatigados. Sin embargo, esto no se traduce necesariamente en un mejor descanso. El agotamiento que puede provocar la medicación, en algunos casos, hace inevitable que el enfermo se acabe durmiendo durante el día, y eso, al final, provoca que el sueño no llegue durante la noche.

En otras ocasiones, son medicamentos prescritos para combatir los efectos secundarios de la quimioterapia los que pueden alterar los patrones de sueño de pacientes con cáncer. No es extraño que se receten esteroides para evitar los vómitos y las náuseas provocados por la quimio. Pero estos pueden excitar al paciente, de modo que luego tenga dificultades para dormir.

Hemos mencionado el insomnio, sin embargo, en algunos casos, los tratamientos contra el cáncer pueden provocar justamente el efecto contrario: la hipersomnia, un exceso de sueño. Realmente, en este caso no hablamos de fatiga, sino de una necesidad de dormir durante muchas horas seguidas o de ser incapaz de permanecer despierto.

Algunos tipos de cáncer pueden desencadenar este efecto en las personas que lo sufren. Pero también hay ciertos tipos de quimioterapia que alteran el sueño y provocan una exagerada necesidad de dormir en los pacientes. Son tratamientos que producen altos niveles de calcio, que reducen los niveles de potasio o que causan hipotiroidismo.

Radioterapia y pacientes pediátricos

En el caso de los tratamientos con radioterapia, también el sueño es factor importante, sobre todo en el caso de cáncer infantil. Es relativamente común la aparición del llamado síndrome de somnolencia. Aparece alrededor de un mes después de terminado el tratamiento, puede durar varias semanas y se manifiesta en forma de adormecimiento excesivo, cefaleas, náuseas, vómitos e incluso fiebre.

Y, además de todos los factores mencionados, pacientes que están siendo tratados de cáncer o que incluso lo han superado, pueden sufrir otro tipo de alteraciones del sueño, como es el caso de pesadillas, recurrentes o no y que, normalmente, están asociadas al estrés que genera tan solo el hecho padecer la enfermedad.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *