Cuidados extra con tu CPAP si tienes alergias respiratorias

Cuidados extra con tu CPAP si tienes alergias respiratorias

El empleo de la presión positiva continua sobre la vía respiratoria, conocido como CPAP, ayuda a prevenir de los efectos en ocasiones letales, que la apnea del sueño puede producir en las personas que las sufren. Pero ¿qué ocurre si además éstas tienen algún tipo de alergia respiratoria? los cuidados extras deben ser imprescindibles.

Apostar por una terapia CPAP es hacerlo por una mejor calidad de vida, de eso no hay duda. La apnea del sueño ocasiona, a veces sin darnos cuenta, problemas de salud que a corto y medio plazo pueden pasarnos factura y de modo muy grave. La CPAP corrige tanto las apneas obstructivas, las mixtas y las centrales, además de eliminar las hipopneas y suprimir el ronquido.

Pero hay más, también optar por soluciones CPAP es evitar la desaturación de oxígeno, normalizar la arquitectura del sueño, disminución y/o eliminación de la excesiva somnolencia diurna, recuperar la capacidad de atención entre otras variables cognitivas y reducir, cómo no, el riesgo de sufrir por ejemplo accidentes de tráfico. Así como normalizar las cifras de presión arterial en un porcentaje destacable de personas hipertensas.

Cómo tratar las alergias respiratorias

Pero claro los cuidados CPAP también pueden tener efectos secundarios que, pese a no ser graves, pueden ocasionar molestias a quienes utilizan este método contra la apnea obstructiva del sueño. Algunos pacientes pueden sufrir sequedad bucal, congestión, secreción nasal, estornudos, sinusitis, irritación de la piel por la máscara… aunque todas estas consecuencias suelen ser pasajeras es preciso tratarlas. Incluso las llamadas alergias respiratorias.

Es fácil tratar las erupciones en la piel o la sequedad bucal con una mayor hidratación tanto de nuestra cara como de nuestro organismo, sin embargo las alergias respiratorias pueden provocar los efectos anteriormente mencionados. Eliminar la secreción nasal o los estornudos es un síntoma de que quizás algo no va bien, ¿qué hacer?

Es importante aquí tener en cuenta una serie de cuidados extras con tal de ayudarnos a respirar mejor. Por ejemplo, durante el día, es importante mantener las fosas nasales abiertas, respirando sin problema, nos podemos ayudar con inhaladores de eucalipto por ejemplo que ayudan a estimularlas y a abrirlas. También baños con vaho e incluso airear el espacio de trabajo y nuestra vivienda más a menudo para que se ventile la casa, se purifique y renueve el aire.

Otro consejo para tratar alergias respiratorias es tener deshumidificadores, que ayudan a eliminar virus y bacterias que tenemos en casa sobre todo en aquellas con más humedad. El tratar estas alergias con esos cuidados extras ayudará a poder respirar mejor si tenemos que usar CPAP en nuestra lucha contra la apnea del sueño.

También es importa comprar mascarillas CPAP de otro estilo y tamaños e ir compaginándola con la que usamos normalmente, quizás notaremos que descansamos mejor y que las alergias incluso disminuyen. Y es que, puede ser que las que estamos usando hayan disminuido de presión o tengan fugas y es necesario cambiarlas. ¡Toma nota!

Por cierto, ¿sabrías diferenciar cuándo es migraña y cuando falta de sueño? te lo contamos AQUÍ.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *