Dispositivo de Avance Mandibular, ¿realmente funciona?

Dispositivo de Avance Mandibular, ¿realmente funciona?

Podemos encontrar diversas opciones a la hora de combatir los ronquidos y las apneas e hipopneas del sueño (SAHS). Cada una presenta su grado de efectividad y podemos encontrar sistemas como las mascarillas CPAP y los Dispositivos de Avance Mandibular. Estos últimos parecen tener buenos resultados en determinados casos a la hora de tratar los temas respiratorios relacionados con el sueño.

En este artículo vamos a explicar en qué consisten los Dispositivos de Avance Mandibular y cuáles son sus mejores aplicaciones. Una de las principales características que encontramos en estos aparatos es que se colocan de manera intraoral con el objeto de provocar modificaciones en la posición de la mandíbula que ayuden a solucionar los problemas que puedan surgir con las vías aéreas superiores.

El objetivo del Dispositivo de Avance Mandibular es mantener cerrada y fijada la mandíbula provocando una variación en la posición anatómica del individuo a la hora de dormir. El hueso hioides también queda estabilizado con lo que se consigue que no haya ningún tipo de obstrucción a las vías respiratorias. Se consigue además un ensanchamiento y mayor tensión en las paredes de la faringe.

Los músculos palatogloso y palatofaríngeo del paladar también se tensan con lo que se evita su vibración y la aparición del subsiguiente ronquido. También se producen cambios en la lengua que no cae hacia atrás durante el sueño. El hioides también queda adelantado con lo que aumenta el volumen que pueden recibir las vías aéreas superiores.

El dispositivo de avance modular se puede aplicar a casos leves de ronquidos y apnea

Básicamente los cambios anatómicos que producen los Dispositivos de Avance Mandibular favorecen la llegada del aire a las vías aéreas superiores liberando de todos los posibles obstáculos que se pudieran encontrar, estableciendo una mayor capacidad del volumen y evitando la aparición de la apnea. La tensión que provoca es la que evita los ronquidos al mantener muchos de los elementos que lo provocan rígidos y sin vibraciones.

El Dispositivo de Avance Mandibular permite todo tipo de movimientos como hablar, toser o beber. Es una férula con la forma de la dentadura del paciente en la que queda encajada. Se presenta como una alternativa válida para las personas que por distintos motivos no pueden tolerar las mascarillas CPAP. Se aplica en principio para problemas leves de apnea o para roncadores simples.

Una de las consideraciones para tener en cuenta a la hora de aplicar el Dispositivo de Avance Mandibular es que al estar colocado de manera intraoral se debe examinar el estado de la mandíbula y de las encías del sujeto. Es el odontólogo el que los fabrica a medida realizando los ajustes correspondientes.

No suelen aparecer efectos secundarios, pero sí que puede causar inicialmente molestias que desaparecen con los ajustes del especialista. En determinados casos el Dispositivo de Avance Mandibular puede ocasionar dolor mandibular o cambios en la oclusión de la mandíbula lo que puede originar la incompatibilidad de este tipo de tratamientos.

Una de las ventajas que presenta el Dispositivo de Avance Mandibular es su fácil transporte con lo que suele ser una buena alternativa para aquellos que viajen de manera continuada.

El Dispositivo de Avance Mandibular para un buen sistema para combatir los ronquidos y las apneas, pero su verdadero efecto lo tiene sobre todo en determinados casos. Lo mejor es acudir al especialista para determinar cuál es el mejor tratamiento para seguir que consiga los mejores resultados.

En Terapia CPAP te ayudaremos a mejorar tu sueño realizando un diagnóstico profesional y buscando el mejor tratamiento que mejor se aplique para tu caso. Contacta ya con nosotros para recibir más información.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *