Estos son los virus respiratorios más comunes en el ser humano

Estos son los virus respiratorios más comunes en el ser humano

Algunos de estos virus apenas revisten gravedad para el ser humano. Otros en cambio pueden poner en jaque y de una forma peligrosa nuestra salud. Prácticamente todo el mundo a lo largo de su vida sufrirá los efectos de un virus respiratorio, donde un buen tratamiento profesional será la clave para superarlo con éxito. Estos son los más comunes… Las infecciones del tracto respiratorio constituyen más del 50% de las infecciones agudas en las personas, y en niños son motivo de un tercio de las consultas pediátricas. Y es que, existen más de 150 virus con potencial patógeno y donde una afección de este tipo puede ir desde un resfriado benigno hasta neumonías mortales. Asma. Esta enfermedad crónica está causad debido a la inflamación constante de las vías respiratorias con síntomas que pueden incluir desde espasmos pulmonares, sibilancias e incluso falta de respiración. Las diferentes alergias y las infecciones o la contaminación pueden causar ataques de asma. Una enfermedad que comienza en la infancia y es preciso tratarla desde los primeros signos para poder disfrutar de una correcta calidad de vida. EPOC. La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica es la cuarta enfermedad que provoca más muertes en el mundo, aunque en España baja hasta el sexto puesto. Engloba en sí diferentes patologías que causan la imposibilidad de exhalar normalmente. Puede tardar años en desarrollarse y puede ser por factores genéticos, contaminación, por hábitos como el tabaquismo… Bronquitis. Una enfermedad respiratoria bastante común entre la población y que se divide entre bronquitis aguda y bronquitis crónica. En realidad es un tipo de EPOC que se enfatiza por culpa de una tos igualmente crónica. Mientras que la bronquitis aguda es causada por un virus. En ambos casos, el procedimiento es el mismo: inflamación de la membrana mucosa en los pulmones en el pasaje bronquial causando el consecuente hinchazón que impide el paso del aire a los pulmones. Enfisema. El tabaquismo suele ser el principal problema de esta enfermedad respiratoria y quienes la padecen, presentan problemas al exhalar el aire de los pulmones. Si no se deja de fumar, en enfisema crece lentamente conforme pasan los años ya que el humo daña los sacos de aire de los pulmones a un punto en que no se pueden regenerar por sí mismos. Cáncer de pulmón. Se puede desarrollar en cualquier parte de los pulmones y es difícil de detectar. Interfiere, como es normal, en la función normal de los pulmones y entre sus síntomas: tos crónica, cambios en la voz, respiración rasposa y toser sangre, entre otras. Puede tardar años en aparecer… Neumonía. Esta infección respiratoria ataca a los sacos pulmonares. La infección puede ser causada por una bacteria, virus u hongo. Normalmente existe una recuperación que va de 1 a 3 semanas pero en los casos peores se necesita algo más de tiempo. Entre sus síntomas: tos, fiebre, problemas para respirar y escalofríos.

Share this post