¿QUÉ HACEMOS MIENTRAS DORMIMOS?

¿QUÉ HACEMOS MIENTRAS DORMIMOS?

Lo que nos ocurre mientras descansamos.

La respuesta, a priori, puede parecer sencilla de contestar: descansar. Entrar en un estado que va de la vigilia a la somnolencia, de ella al sueño ligero, de ahí al sueño lento o profundo y finalmente al sueño MOR, también conocido como fase REM. Sin embargo, nuestro organismo no llega a bajar la guardia al 100% mientras dormimos. Esto es lo que hacemos cuando apagamos la luz y nos disponemos a soñar… (LEER MÁS)

Puede ser que te levantes al día siguiente repleto de energía y con fuerzas renovadas para afrontar otro día de trabajo, de compromisos sociales y familiares, reuniones, deporte, compras… parece que has dormido bien. Has descansado con plenitud y tu cuerpo se encuentra en plena forma. Si es así enhorabuena. Pero ojo, que hayas descansando bien no significa que tu cuerpo haya permanecido inmóvil durante la noche y que tal cual te acostaste, te has levantado. Nada más lejos de la realidad. Ocurren cosas mientras dormimos.

Hay personas que sufren lo que se conoce como bruxismo, o lo que es lo mismo rechinamiento de dientes. El estrés, la delineación de la mandíbula u otros problemas dentales pueden tener la culpa de que sea precisamente tu boca la que no descanse bien. Otra de las cosas que podemos hacer mientras dormimos y que es más frecuente de lo que creemos es hablar en voz alta. En ocasiones son frases sin significado, oraciones sin sentido y que pueden asustar a nuestro acompañante sobre el colchón. Hablar mientras dormimos se le conoce como somniloquia. Ésta no reviste gravedad alguna, y suele darse en la fase REM donde las neuronas trabajan de forma similar a cuando estamos despiertos. Es el momento de las ensoñaciones y donde las experiencias oníricas se desarrollan con mayor intensidad.

Parálisis del sueño y movimiento de ojos

La parálisis del sueño es otra de esas cosas que pasan mientras dormimos y generalmente no son bienvenidas. Ocurren también en la fase REM. Somos conscientes de que en realidad estamos soñando, y solemos juntar escenas y personas que pueden no tener relación entre ellas. Nos paralizamos ante ello y bien nuestro cerebro “desconecta” del todo o nos despertamos inquietos de repente. El sonambulismo es otra alteración del sueño y que reviste de peligrosidad. Es un trastorno del sueño, clasificado como una parasomnia. Las personas sonámbulas se levantan de la cama y realizan actividades normales como si estuvieran despiertas como, por ejemplo, caminar. Tiene lugar en el sueño lento y el problema reviste ante la posibilidad de que la persona sonámbula sufra golpes o accidentes mientras deambula.

Pese a tener los ojos podemos seguir moviéndolos al dormir y quienes nos acompañan pueden observar esto en nuestros párpados. Según los especialistas, se trata de una actividad cerebral intensa que nos está permitiendo organizar recuerdos y clasificar información. También mientras dormimos podemos sufrir la llamada súbita erección, una excitación sexual sobre todo en hombres que no necesariamente tiene que estar asociada a un deseo de actividad sexual en este sentido, sino en el confort y

relajación sobre el colchón. ¿Y sabías que mientras dormimos adelgazamos? Aunque no realicemos actividad física alguna, nuestro cuerpo sigue realizando muchas funciones básicas como desintoxicar y eliminar elementos nocivos lo cual nos ayuda a depurarlo.

Otra de las cosas que nos suceden mientras dormimos es el llamado espasmo mioclónico, esa sensación de que nos caemos cuando nos estamos quedando dormidos. Y por último, aunque no te des cuenta, tu cuerpo desprende gases que libera aprovechando tu posición de descanso sobre el colchón.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *