¿No te atreves a cambiar de mascarilla? He aquí algunos consejos

¿No te atreves a cambiar de mascarilla? He aquí algunos consejos

En cualquier tratamiento CPAP para tratar la apnea del sueño, las mascarillas son indispensable. Ayudan a dormir mejor y a evitar problemas de respiración por la noche, derivados de esta patología y que pueden poner en jaque la salud del paciente pero ¿es indispensable cambiarla? No tengas miedo, sigue estos consejos…

Es algo normal, si algo nos funciona no querer ningún cambio y más si esto tiene que ver con nuestra salud. Puede ocurrir que te sientas aferrado a tu mascarilla con la que puedes dormir sin problemas durante la noche y no sufrir ningún problema ocasionado por la apnea del sueño pero ojo, llega un día que debes dar el paso y cambiar de mascarilla. No tengas miedo, te contamos cómo llevar a cabo este proceso.

Debes saber que la propia vida útil de las mascarillas en un tratamiento con CPAP va a depender de tres factores esenciales. Por un lado, del uso que le des va a hacer que esta se degaste antes o después como es lógico. También del cuidado que tengas con tu mascarilla, tanto que si éste es óptimo puede derivar a que tu mascarilla pueda tener una vida mucho más larga. Y cómo no, el entorno dónde la utilices.

Problemas al no cambiar de mascarillas CPAP

Pocas cosas duran para siempre y no puedes aferrarte a tu mascarilla CPAP eternamente, llegará un momento que tendrás que cambiarla. Ésta está compuesta por una serie de materiales hipoalergénicos que, con el tiempo, se van deteriorando. Puede ser que con un buen cuidado y una buena limpieza puedas estirar esa vida útil algo más pero tarde o temprano tienes que cambiar de mascarilla.

De no hacerlo, tu cara puede sufrir alteraciones cutáneas, irritaciones… e incluso empezar a ser incómoda para ti, porque ya no se acopla como antes. O lo peor, ¡fugas de aire! Pensando que está funcionando bien y cumpliendo su propósito y, todo lo contrario, estás poniendo en peligro tu salud por usar mascarillas desgastadas que ya no sirven. Sin duda, debes comprar una mascarilla CPAP para la apnea del sueño, nueva. De no hacerlo, esos parámetros de tratamientos prescritos por el médico puede verse afectados y la terapia no ser suficiente para paliar los síntomas producidos por la apnea.

Ahora llega la gran pregunta: entonces, ¿cuándo cambiar de mascarilla CPAP para que seguir disfrutando de un óptimo tratamiento contra la apnea del sueño? La mayoría de fabricantes lo tienen claro: el cambio de mascarilla de forma completa -con sus accesorios incluidos- debe hacerse como mínimo una vez al año. No es nada recomendable estirar más tiempo el uso de una mascarilla CPAP. De lo contrario su la terapia de presión positiva y la eliminación de la apnea obstructiva del sueño no se completarían con éxito.

Tampoco intentes intercambiar los componentes de las mascarillas CPAP, hacerlo entre ellos no es recomendable ya que cada talla es una mascarilla diferente. Sólo algunos modelos sí que permiten el cambio de talla de la almohadilla manteniendo el mismo armazón. Se debe elegir un modelo que no deje escapar el aire hacia los ojos ni hacia los costados y que permita ajustar bien el arnés. Si no se cambia de mascarilla, al final ésta acaba cediendo sin cumplir su función. Así que atrévete a cambiar de mascarilla, nosotros te ayudamos.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *