La luz de las pantallas electrónicas podría estar dañando nuestra vista y afectando a nuestro sueño

La luz de las pantallas electrónicas podría estar dañando nuestra vista y afectando a nuestro sueño

Mucho se ha hablado en torno a las pantallas electrónicas; que provocan trastornos del sueño, que dañan a la vista y que alteran los ciclos circadianos. Sin embargo, el hecho de que dificulten dormir es posiblemente la razón por la que has llegado hasta aquí ya que el insomnio se está convirtiendo en una verdadera epidemia y la luz proveniente de estos aparatos es la responsable, en gran medida, de estos trastornos del sueño.

Las consecuencias de la falta de sueño son de sobra conocidas; somnolencia matutina, bajo rendimiento, irritabilidad, problemas gástricos y renales, ganancia o pérdida de peso inexplicables y además está asociado con peores hábitos de vida. De hecho, se han relacionado tanto el sedentarismo como la obesidad o el abuso de sustancias nocivas con una mala higiene de sueño. Por todo ello es fundamental saber cómo nos afectan las pantallas electrónicas.

 

Cómo afecta la luz de las pantallas electrónicas al sueño

Según una investigación desarrollada por los investigadores de la Universidad de Manchester han concluido las pantallas electrónicas interfieren en la producción de la hormona del sueño por antonomasia, la melatonina. La luz de esta tecnología dificultaría la producción de esta hormona y, por tanto, retrasaría el sueño o provocaría insomnio y lo cierto es que seguramente a todos nos habrá sucedido. Estamos frente al móvil y somos incapaces de dormir hasta las tres de la madrugada. ¿A quién no le ha pasado?

Lo ideal, según este estudio, es que no utilicemos aparatos electrónicos al menos dos horas antes de ir a dormir. Además se recomienda que nos despertemos con la luz natural siempre que sea posible. El ritmo biológico de actividad y descanso se debe respetar ya que puede interferir en nuestra vida social y laboral. Pero, ¿Cómo mantener una buena higiene de sueño? Además de dejar a un lado las pantallas electrónicas recomendamos que se sigan una serie de pautas:

 

  • Practica ejercicio físico diariamente pero no antes de dormir.
  • El café y otros estimulantes, mejor antes de las 3 de la tarde.
  • Cuidado con echar la siesta.
  • Levantate siempre a la misma hora.
  • Cuida la dieta y evita las comidas grasas antes de dormir.
  • No consumas alcohol antes de dormir.
  • Evita las pantallas electrónicas 1 o 2 horas antes de dormir y sustitúyelas por alguna actividad como la lectura.
  • Sigue siempre el mismo ritual para dormir (ducharte, lavarte los dientes y leer un libro, por ejemplo).
  • Si no puedes conciliar el sueño, no te fuerces. Levántate, toma una infusión o lee un libro.

 

¿Las pantallas electrónicas dañan la vista?

 

En nuestra sociedad se han multiplicado los casos de presbicia y salud visual, y aunque no debemos echarles toda la culpa a las pantallas electrónicas ya que también hay otros factores que influyen (por ejemplo, el envejecimiento de la población), lo cierto es que sí que la luz de los móviles, tablets y ordenadores sí que está afectando a nuestra salud visual. De hecho, se calcula que un 43% de la población pasa más de 10,5 horas frente a la pantalla del ordenador u otras electrónicas.

La denominada luz azul provoca tanto fatiga visual como irritación y sequedad visual así como tensión ocular. En los casos más graves, es común el dolor de cabeza y el lagrimeo de los ojos. Asimismo se habla del síndrome visual iunformático que, según se cree, está sufriendo hasta un 70% de la población. Pero, ¿Cómo evitar las consecuencias? Descansa la vista 20 segundos cada 20 minutos que te expongas, no trabajes a oscuras, limita la visualización de pantallas electrónicas durante las 2 horas previas al sueño y usa lentes digitales para dispositivos electrónicos.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *