Mitos y verdades sobre el sueño que debes saber

Mitos y verdades sobre el sueño que debes saber

El sueño es una parte de nuestro ritmo biológico que sirve para que nuestro organismo se regenere mediante el descanso. Mientras dormimos una serie de mecanismos en nuestro cuerpo se activan y realizan unas funciones muy importantes para la salud. Entre otras, nuestro sistema inmunológico se refuerza, el cerebro refuerza conexiones neuronales y el sistema cardiovascular baja su ritmo para descansar.

La calidad del sueño afecta a nuestra vida diaria. Si no dormimos el tiempo suficiente o consiguiendo el descanso que nuestro cuerpo necesita no estaremos concentrados durante nuestras tareas diurnas, no disfrutaremos de las relaciones sociales, sufriremos somnolencia y en general nuestro organismo se deteriorará por no cumplir con sus ciclos de funcionamiento.

Son varias las creencias sobre el sueño. En este artículo vamos a intentar desgranar que hay de cierto en lo que creemos saber sobre esta parte de nuestro día a día.

¿Se puede recuperar el sueño perdido? La respuesta es no. Es un mito que podamos establecer una deuda de sueño que luego podamos compensar. Lo cierto es que es bastante necesario tener unos hábitos de sueño regulares consiguiendo el descanso cada día. De esta manera los procesos de nuestro organismo se realizarán con la continuidad óptima para que sean efectivos.

¿La dieta influye en el sueño? Las cenas abundantes pueden afectar a nuestro descanso nocturno. Las digestiones pesadas causan jugos gástricos que pueden resultar molestos y no permitirnos dormir. Aparte existen alimentos con componentes excitantes como la cafeína. El azúcar excesivo también puede ser un aporte de energía excesivo que no necesitamos para ir a dormir.

Algunas proteínas además reducen la síntesis de serotonina que es muy importante para el proceso del sueño. Podemos establecer como verdad que lo que comemos nos afecta a la hora de dormir.

¿Dormir en la misma cama que tu pareja es negativo para el sueño? Sobre este punto no podemos establecer de manera cerrada si es verdad o mito. Existen diversos estudios que señalan tanto ventajas como desventajas sobre el uso del lecho conyugal. El hecho es que sí puede afectar al sueño sobre todo si cada uno de los miembros tiene necesidades distintas de descanso.

Existen creencias erróneas sobre el sueño

Otros problemas como los ronquidos o el mioclonus nocturno (sacudidas bruscas de las extremidades) son trastornos que pueden afectar a nuestro sueño y al de nuestra pareja. Lo mas sano es establecer el tipo de lecho según las necesidades de cada persona en cada uno de sus momentos vital.

¿Dormimos menos cuando nos hacemos mayores? Esto es un mito. El tiempo medio de sueño de todo adulto es de 7 a 9 horas, siempre considerando las particularidades. Si el descanso se reduce no es cierto que sea por la edad. Se deben analizar la existencia de otros tipos de problemas. Sí se pueden dar cambios en cuanto a las pautas del sueño, pero nunca reducir el tiempo descanso.

¿La somnolencia siempre es sinónimo de falta de sueño? Esto es un mito. El hecho de tener somnolencia no quiere decir que se necesite dormir más tiempo, sino que el descanso ha sido de mala calidad. Habrá que analizar que causa está afectando al sueño para poder corregirlo. Si se ha dormido el tiempo suficiente y existe somnolencia diurna puede ser señal de problemas como la apnea que deberán ser tratados.

Existen muchas razones que interfieren en nuestro sueño evitando el descanso que tanto necesitamos para funcionar bien en el día a día. En Terapia CPAP te ayudamos a encontrar las causas que afectan a tu sueño y te ayudamos a solucionarlas. ¡Contacta ya con nosotros!

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *