Viajar en vacaciones con tu tratamiento CPAP para la apnea del sueño

Viajar en vacaciones con tu tratamiento CPAP para la apnea del sueño

Estar sometido a un tratamiento de CPAP de apnea del sueño no está reñido con ir de vacaciones.

La apnea del sueño es una afección que toca a muchísimas personas. Afortunadamente existen diferentes tratamientos para hacerse cargo de ella y solucionarla como por ejemplo sucede con el tratamiento CPAP.

Este tipo de tratamientos implican la adquisición de un material que se instala en nuestra habitación y que nos acompaña durante todo el proceso del sueño. A través de este sistema nuestro cuerpo puede respirar en condiciones normales y no tener ningún tipo de inconveniente o riesgo el pasar la noche. Basta con conectar el respirador a nuestra cara a través de la máscara y activar el mecanismo.

El problema para muchas personas que tienen un tratamiento CPAP reside en el hecho de que puede ser complicado viajar con él. Además, en los casos más severos de apnea del sueño es prácticamente imposible dormir una sola noche sin usarlo. Por eso, muchas personas afectadas por la apnea del sueño deciden posponer o directamente no ir de vacaciones mientras están sometidas a este sistema. Sin embargo, existen soluciones para no tener que tomar decisiones tan drásticas.

Viajes y apnea del sueño

La apnea del sueño es algo qué se puede tratar también mientras viajamos. Y es que el tratamiento CPAP es totalmente compatible con los viajes. Incluso, existen expertos en este tratamiento que inciden en la posibilidad de poder incluso viajar con un aparato de CPAP en el avión y usarlo en él.

A la hora de viajar con un sistema CPAP para tratar la apnea del sueño es importante tener en cuenta una serie de cosas: En primer lugar, debemos tener en cuenta la duración del viaje y si vamos a dormir en él o no. Así, deberíamos poder hacernos con un sistema portátil para poder llevar en el avión. En ocasiones, esto puede implicar pedir algún tipo de autorización en el aeropuerto, pero no suele haber grandes problemas.

Si la cuestión no es utilizar la máquina de CPAP durante el vuelo o no, si no una vez en el destino, en ese caso lo más adecuado y el consejo en el que coinciden todos los expertos es el llevar piezas de recambio. Esto puede ser especialmente importante en países en desarrollo donde el acceso a este tipo de dispositivos es muy limitado. También en otros países que, aún sin estar en vías de desarrollo, pueden tener un altísimo coste en el material médico cómo pueden ser los Estados Unidos.

Así, a la hora de viajar con un tratamiento de CPAP para la apnea del sueño es importante hacer una lista de las cosas que debemos de llevar: Una mascarilla de repuesto aunque sea antigua sería una de ellas. También deberíamos tener filtros bacterianos, tubos flexibles así como sujeciones para el arnés de repuesto. En general el consejo es que debemos pensar en todo lo que vamos a necesitar y llevarlo.

Otro consejo importante que debemos tener en cuenta a la hora de viajar con un sistema de CPAP para la apnea del sueño es el jet lag. En ocasiones, el hecho de haber hecho un viaje Intercontinental en el que hay un desfase horario hace que nuestro ciclo de sueño se vea alterado. en estos casos, el mejor consejo que puede seguir un paciente es el de adaptarse lo antes posible al horario de sueño del país de acogida.

Como vemos, viajar con un tratamiento de CPAP para la apnea del sueño es perfectamente posible. Basta con realizar una serie de preparativos y tener en cuenta una serie de consejos básicos a la hora de viajar. Si llevamos piezas de recambio y avisamos a la compañía aérea no debería haber ningún problema. Que duermas bien.

 

Share this post

Comment (1)

  • Jet lag y descanso en vacaciones – TerapiaCpap especialistas en apnea del sueño y transtornos respiratorios. Reply

    […] Si organizar, aprovechar e intentar descansar en vacaciones se hace cuesta arriba por falta de tiempo y previsión, hacerlo bajo los efectos del jet lag puede complicar tu misión de volver con las pilas cargadas a la oficina. Fatiga diurna, dificultad para mantenerte alerta e incluso problemas gastrointestinales pueden ser algunos de los efectos. Y es que, el cuerpo tiene su propio reloj interno que indica cuándo dormir y cuándo despertar. Algo que se perturba en diferentes ocasiones si decidimos viajar. […]

    16 julio, 2019 at 2:03 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *