¿Cómo afectan los cambios de tiempo en el sueño?

¿Cómo afectan los cambios de tiempo en el sueño?

¿Cómo afectan los cambios de tiempo en el sueño?

Los cambios bruscos de tiempo, que llegan con la entrada de una nueva estación, afectan a nuestro organismo de forma diferente. Mar Gómez, responsable del área de Meteorología de Eltiempo.es nos cuenta sus efectos ‘Todo dependerá de si tienes ciertas patologías, de si eres propenso a tener migrañas con los cambios de presión y con la llegada de anticiclones, o bien un aumento de las altas presiones te puede pasar que te afecten a tu estado de salud.’ En estas fechas en las que tan pronto llueve de forma intensa como sale el sol y hace calor, puedes notar dificultades para conciliar el sueño, irritabilidad o cansancio acumulado. En este blog hemos agrupado toda la información acerca de cómo los cambios de tiempo afectan en tu sueño y estamos seguros de que va a ser de tu interés. ¡Empezamos!

Dormir en verano vs dormir en invierno.

En verano, las altas temperaturas, el cambio de horario, la alimentación y el mayor número de horas de luz son las principales causas del insomnio. Si hablamos de datos, el especialista en sueño reparador, Eduard Estivill expone lo siguiente, “El calor es uno de los elementos más perturbadores del sueño. Provoca un sueño superficial con más microdespertares. Es muy importante disminuir la temperatura del dormitorio”. Cuando en una habitación la temperatura es superior a los 30º es muy difícil dormir y la forma en la  que nuestro cuerpo reacciona a esta situación es a través del sudor, lo que impide que podamos descansar con comodidad. En el caso de los niños y población juvenil, se llevó a cabo un estudio en la Comunitat Valenciana en el que el 38,5% de los adolescentes presentaba mala calidad subjetiva del sueño.

En invierno es mejor regular la temperatura del cuerpo cubriéndonos con un edredón o mediante una manta que dormir con la calefacción encendida puesto que si nos cubrimos reducimos la pérdida de calor de nuestro propio cuerpo. En los meses de mucho frío es muy recomendable que tengas los pies calientes si quieres descansar y tener un sueño reparador. Las mantas y las esterillas eléctricas son una buena solución para calentar tanto los pies como la espalda de forma segura y rápida que te van a permitir descansar mejor.

El trastorno afectivo emocional.

De hecho, es muy recurrente que durante todo el año los factores ambientales afecten a tu sueño. Mayo Clinic habla de trastorno afectivo emocional o “depresión estacional”, que está relacionado con los cambios de estación. El clima puede influir en el carácter de las personas pero no es el único condicionante. El antropólogo Juan Luis Chulilla apuesta también por otros factores tales como la religión, el lenguaje corporal, las relaciones familiares/amigos y la forma de entender la vida en comunidad. 
En resumen, existe una correlación lógica entre los cambios de temperatura y nuestra calidad de sueño. A más temperatura dormimos peor y nos cuesta más conciliar el sueño. Las altas temperaturas evocan sueños más fragmentados y en los niños se produce una especie de ‘jet lag social’ a causa de las vacaciones escolares. A menor temperatura es muy importante abrigarse con mantas para mantener el calor corporal. Recuerda que tal y como te comentamos en nuestra última entrada hay alimentos que también te ayudan a dormir bien. 

Para cualquier duda relacionada con nuestros servicios, tratamientos, diagnósticos u otras noticias puedes visitar nuestra página web. Recuerda que disponemos de una tienda online con el mejor equipo y primeras marcas. Aprovecha para seguirnos en nuestras RRSS de Instagram, Twitter y LinkedIn para estar al día de todas las novedades sobre trastornos del sueño. 

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *