Mujeres y Apnea, ellas también lo sufren. Diferencias de comportamiento del SAOS respecto a los hombres

Mujeres y Apnea, ellas también lo sufren. Diferencias de comportamiento del SAOS respecto a los hombres

¿Es la apnea del sueño un problema exclusivo de los hombres? La respuesta es NO, ellas también lo sufren. Mujeres y Apnea

Muchas mujeres, especialmente a partir de la menopausia, comienzan a ser proclives a padecer este trastorno. La apnea del sueño en las mujeres presenta los mismos problemas que en los hombres, aunque a veces estos riesgos pueden ser mayores en ellas.

Diferentes estudios presentados por universidades internacionales demuestran que la apnea del sueño está más generalizada en los hombres que en las mujeres, aunque esto no excluye al sector femenino de incubar este trastorno. Hace cuatro años, la revista digital “European Respiratory Journal” analizó a 400 mujeres de entre 20 y 70 años, determinando que de ellas aproximadamente el 50% tenían apnea.

Como bien saben, la apnea del sueño es un problema consistente en la obstrucción de las vías respiratorias mientras dormimos, generando una opresión en los músculos de la garganta y provocando una sensación de asfixia en el paciente. Esto hará que padeciese despertares frecuentes durante la noche que dificultarían su descanso y repercutirían directamente sobre su estado anímico y de salud. ¿Qué provoca la apnea del sueño? Tanto en hombres como en mujeres, la obesidad se convierte en la principal causa de este trastorno. Si realizamos un estudio sobre la apnea en mujeres, denotaremos que el 84% de las mujeres que son obesas sufren esta patología.

Así mismo, y al igual que en los casos de apnea en hombres, la apnea del sueño se hace presente especialmente en aquellas mujeres que sufren riesgos de hipertensión. Sin ir más lejos, los datos demuestran que el 80% de las mujeres con hipertensión son proclives a padecer apnea del sueño.

Aunque en los hombres la franja de edad es más amplia, la apnea en las mujeres suele presentarse de un modo más severo especialmente en la etapa postmenopáusica. Entre los 55 y los 70 años. El aumento de peso será el aliciente que motive la aparición de la apnea del sueño. La apnea del sueño en mujeres suele ir de la mano del síndrome metabólico (exceso de peso, resistencia a la insulina, estilo de vida sedentario, etc.). No podemos olvidar, que además de la apnea del sueño, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares afectarán a ambos sexos, aunque especialmente ellas serán más susceptibles. Hemos hablado de la etapa postmenopáusica, aunque no debemos olvidar que las mujeres también perciben trastornos en el sueño y cambios hormonales en otras etapas de su vida, como durante la menstruación y el embarazo.

Otros problemas como el estrés, el cansancio, la depresión y la pérdida de memoria, que bien sabemos que están presentes en los casos de apnea en hombres, también se harán latentes en los ejemplos de apnea en mujeres. ¿Y en el caso de las relaciones sexuales? Al igual que ellos, ellas también verán afectada su vida sexual. La apnea del sueño suele provocar disfunción eréctil en los hombres, generando pérdida del apetito sexual en las mujeres.

Estudios presentados por la Facultad de Enfermería de Los Ángeles (Estados Unidos), denotan que la apnea en mujeres suele incrementar más el riesgo de padecer daños cerebrales que en los casos de apnea en hombres. Y es que los índices de depresión y angustia que pueden llegar a alcanzar las mujeres que padecen apnea del sueño, serán tan elevados que afectarán directamente a su toma de decisiones y podría causarles hasta problemas cerebrales severos.

Los ronquidos y la somnolencia diurna suelen ser los elementos identificativos de la apnea del sueño en hombres, aunque en las mujeres la obesidad, la hipertensión y los cambios de humor serán los factores determinantes. En líneas generales, las mujeres suelen sufrir más frecuentemente problemas del sueño que los hombres, aunque éstas tienen una mejor calidad de sueño.

Tanto hombres como mujeres deben ponerse las pilas y estar alerta ante cualquier indicio que demuestre que pueden ser poseedores del trastorno de la apnea del sueño.

Share this post