Trucos para que el día a día con tu CPAP sea más fácil

Trucos para que el día a día con tu CPAP sea más fácil

Paciencia. Esta debe ser tu máxima en el uso de tu tratamiento CPAP. Al final acabarás acostumbrándote a él, comprobarás enseguida los beneficios y verás mejorado ya no solo tu descanso si no también tu calidad de vida. Si eres principiante en el uso de CPAP te ofrecemos algunos trucos para que sepas cómo usarla de manera correcta.

No pienses que empezar a usar CPAP es un reto. Debes normalizar su uso y ver cómo es un tratamiento fácil, cómodo y práctico, y que encima se preocupa por tu salud ayudándote a que duermas mejor y puedas controlar tus problemas de apnea del sueño.

Como bien sabes, CPAP es un dispositivo de presión continua en las vías respiratorias que proporciona aire a una presión predeterminada a través de una mascarilla. De hecho es ya el tratamiento número uno para luchar contra el Síndrome de Apnea-Hipopnea Obstructiva del Sueño (SAHOS).

Su objetivo no es otro que mantener constante la presión en la vía aérea durante todo el ciclo respiratorio y lo de hace de una manera muy fácil y natural, actuando de manera fisiológica, ajustándose de forma hermética sobre la nariz, evitando el colapso de la vía aérea superior durante la inspiración y la espiración.

Cómo acostumbrarse al CPAP

Quizás los primeros días te cueste acostumbrarte pero con ciertos consejos y trucos, tu relación con tu CPAP va a ser más cordial y cómoda. Los expertos recomiendan usar este tratamiento al menos durante 5 horas durante la noche, eso sí si acabas de empezar y el flujo de aire te mantiene despierto empieza poco a poco: durmiendo una hora con CPAP y poco a poco ir incrementando su uso cada noche.

Otro de los trucos para acostumbrarte al CPAP en tu día a día, es dar con la tecla en lo que a la adaptación de la mascarilla se refiere. Como es lógico, ésta es toda una novedad ahora en tus nuevas noches de sueño. Quizás te de claustrofobia o cierto agobio inicial pero debes saber que existen mascarillas con cómodas almohadillas nasales, que son más ligeras y menos portentosas. No obstante, puedes consultarnos cualquier duda sin compromiso.

¿Eres hombre y llevas barba? ¿crees que se te engancha en el vello facial? un truco es hidratar tu barba al máximo para hacerla menos dura durante la noche y con el uso de la CPAP. Así no notarás que se engancha tanto y que su uso es mucho más suave. No obstante, debes saber que existen mascarillas pensadas precisamente para eso: pensadas para hombres con barba.

Otro truco que puedes tener en cuenta para familiarizarte cuanto antes con tu CPAP es usar un humidificador en tu habitación. Éste evita al máximo la sequedad en el ambiente y también en tus vías respiratorias. Tendrás una temperatura más saludable pero también más natural, y te será más cómodo seguir tu tratamiento CPAP.  Date cuenta de una cosa, es algo nuevo para ti y la paciencia es una virtud en cualquier caso. Poco a poco te acostumbrarás a él y perderás ese “miedo” inicial. No obstante, ante cualquier duda como siempre y como venimos haciendo años, estamos aquí para informarte y ayudarte.

Aquí te ofrecemos algunos Tips para dormir mejor, ¡toma nota!

 

Share this post