CLAVES PARA ENTENDER EL SONAMBULSIMO

CLAVES PARA ENTENDER EL SONAMBULSIMO

Pasos para entender quien sufre sonambulismo.

Ridiculizado en ocasiones y utilizado a tono de comedia en series y películas, el sonambulismo es una de las alteraciones del sueño más peligrosas que existen. Se trata de la realización de ciertas actividades, normalmente andar sin un objetivo claro, de la persona aun estando dormida. (LEER MÁS) Según un estudio realizado por la escuela de medicina de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, unas 8 millones de personas son sonámbulas en este país, lo que representa un total del 3,6% de la población. Sin embargo esta cifra, asegura dicho estudio, es extrapolable a cualquier país occidental.

¿Por qué casi 4 de cada 100 personas son sonámbulas? ¿cómo entendemos esta alteración del sueño? Es, junto a la apnea del sueño, una de las enfermedades “nocturnas y silenciosas” que sin embargo pueden perjudicar gravemente la calidad de vida de quienes las sufren. Y no solo eso, sino poner en peligro su propia integridad física.

Aunque el susodicho estudio afirma también que las personas aquejadas de depresión o con problemas de alcoholismo tienen 3 veces más de posibilidades de sufrir sonambulismo que el resto, nadie está a salvo de este trastorno. Deambular por la noche puede acarrear auténticos problemas, incluso estar en peligro de muerte. Sin embargo, pese a la creencia popular no hay peligro ninguno en despertar a una persona que esté sufriendo de sonambulismo, aunque obviamente esta acción deba desarrollarse con cuidado y sin agresividad.

Cabe tener en cuenta que la persona sonámbula se encuentra en ese mismo momento en la etapa del sueño llamada SOL (Sueño de Ondas Lentas) y en un primer momento va a resultar difícil despertarla. Paciencia.

Causas del sonambulismo

Aunque no se conocen a ciencia cierta cuáles son las causas certeras del sonambulismo, sí se han encontrado vestigios genéticos en muchos sujetos estudiados. Además hay una prevalencia en niños, aunque con la edad esta tendencia a deambular por la casa totalmente dormido puede tender a desaparecer.

El consumo de ciertos medicamentos puede ayudar a que el sonambulismo haga acto de presencia, pero no es lo único. El estrés y estados prolongados de nerviosismo también podían tener algo de culpa. Así como la tensión emocional y estar pasando una etapa personal complicada donde la sensibilidad, irritación y el sistema emocional no se encuentran en su mejor momento.

Recomendaciones al vivir con sonámbulos

Cuando nos encontremos con una persona sonámbula en mitad de la noche, tal y como hemos comentado con anterioridad, se le puede despertar de forma cuidadosa y con paciencia pero lo más recomendable es guiarle a su propia cama. Ayudarle a que vuelva y permanecer atento un par de minutos a que no se levanta. Es mejor que éste duerma con la puerta cerrada, ya que muchos sonámbulos son incapaces de realizar una actividad tan exacta como abrir puertas o ventanas.

Es conveniente saber que no existe un tratamiento específico para el sonambulismo y que no se debe optar por la toma de tranquilizantes o ansiolíticos sin más a quienes lo sufren. Siempre será mejor acudir a un especialista que pueda ofrecer una solución más detalle. Lo importante es seguir una serie de recomendaciones si vivimos con sonámbulos cara a saber gestionar la situación y también ayudarles.

Es importante que no quede a la vista y sobre todo fácil de alcanzar, instrumentos peligrosos cerca de la persona sonámbula para evitar accidentes ya que muchas veces éstos en su periodo de sueño REM no llegan a controlar sus acciones. También intenta que no tenga demasiados obstáculos a modo de muebles cerca, ya que podría sufrir accidentes en sus paseos nocturnos.

Si la persona sonámbula tiende a levantarse y pasearse por la casa, procura que todas las ventanas estén bien cerradas y ojo, también que las llaves de la puerta no estén a su alcance para evitar su salida del domicilio. Lo habitual en niños es que se pongan a dibujar en medio de la noche. Sigilósamente y con cariño diles que lo está haciendo bien pero que es mejor volver a la cama.

Procura que la persona sonámbula no tome bebidas excitantes por la noche, ni realice actividades que puedan sobresaltarla antes de ir a la cama. La práctica de ejercicios de relax o leer ayudan a estas personas. Pero repetimos, ante todo PACIENCIA.

Share this post

Comment (1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *