Jet lag y descanso en vacaciones

Jet lag y descanso en vacaciones

¿Cómo compatibilizarlo?

Si organizar, aprovechar e intentar descansar en vacaciones se hace cuesta arriba por falta de tiempo y previsión, hacerlo bajo los efectos del jet lag puede complicar tu misión de volver con las pilas cargadas a la oficina. Fatiga diurna, dificultad para mantenerte alerta e incluso problemas gastrointestinales pueden ser algunos de los efectos. Y es que, el cuerpo tiene su propio reloj interno que indica cuándo dormir y cuándo despertar. Algo que se perturba en diferentes ocasiones si decidimos viajar.

En qué consiste el jet lag

El jet lag, también denominado “trastorno de desfase horario”, es un problema temporal del sueño que puede afectar a cualquier persona que viaja rápidamente a través de diferentes husos horarios. El cuerpo tiene su propio reloj interno, lo que se conocen como ritmos circadianos, que le indica cuándo debe permanecer despierto y cuándo debe dormir. El jet lag se produce porque el reloj del cuerpo está todavía sincronizado con tu huso horario original, en lugar del uso horario al que se ha viajado. Cuantos más husos horarios hayas cruzado, mayor es la probabilidad de que experimentes jet lag.

El jet lag puede provocar fatiga diurna, malestar, dificultad para mantenerte alerta y problemas gastrointestinales. Este trastorno es temporal, pero puede reducir significativamente la comodidad de tus vacaciones o viaje de negocios. Afortunadamente, hay medidas que puedes tomar para ayudar a prevenir o minimizar el jet lag y compaginarlo con un buen descanso en las vacaciones.

¿Qué son los ritmos circadianos?

Los ritmos circadianos son ciclos biológicos que tienen una duración cercana a las 24 horas. Son el producto del reloj biológico que sincroniza estos ritmos, por ejemplo, la función renal; la concentración plasmática de hormonas, como la melatonina y el cortisol; la temperatura corporal central; o el ciclo vigilia/sueño, con el medio externo, por ejemplo, el ciclo luz/oscuridad; los horarios de las comidas; los cambios en la temperatura ambiental o el tiempo social.

El ciclo solar es la consecuencia de la rotación terrestre que da lugar a las horas de luz y oscuridad. Los ciclos sociales marcan el tiempo de trabajo y descanso, los hábitos de alimentación, de socialización, etc. Por último, los ciclos biológicos diarios son el producto del reloj circadiano endógeno (interno) que se adapta a la periodicidad de la rotación terrestre y a las oscilaciones relacionadas con el medio. Esto es lo que regula nuestra forma interna de descansar, y descompensarlo produce lo que conocemos como jet lag.

Como evitar o combatir el jet lag con ayuda de AirMini Starter KIT

Durante el viaje, hay que ajustar las horas de sueño a las del destino, intentando no dormir demasiado en el vuelo si se llega por la tarde-noche o, por el contrario, aprovechando las horas de vuelo para dormir si se aterriza en el destino por la mañana para mantenerte activo durante día. Un truco es cambiar la hora de nuestros relojes para ajustar también el horario por el que te vas a regir esos días, mentalizarse cuanto antes es fundamental. Para descansar durante el trayecto, en el caso de que la llegada sea por la mañana, el AirMini Starter KIT F20, N20 o P10 puede ser una opción excelente, conseguirá mejorar tu descanso y facilitar el cambio horario.

En caso de no dormir en el avión, es mejor no estar muchas horas quieto. Hay que dar algún paseo para activar la circulación y disminuir la tensión general del cuerpo. Una vez en el aire se debe intentar estar hidratado, ya que el ambiente seco y la altitud propia de los viajes en avión harán que tu organismo consuma muchos más líquidos. Debes mantenerte hidratado con agua y sobre todo evitar el alcohol, si no se quiere empeorar los síntomas del jet lag.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *