Cómo dormir bien tras las comilonas de Navidad

Cómo dormir bien tras las comilonas de Navidad

Los excesos en la comida que cometemos durante la época de Navidad nos afectan en nuestro día a día aunque no nos demos cuenta. La pesadez o el cansancio son dos síntomas muy frecuentes después de una comida copiosa. He aquí algunos consejos para dormir bien después de una suculenta comida de Navidad.

Existe el mito de que dormir una siesta justo después de almorzar o marcharnos a la cama después de cenar es algo muy perjudicial, ya que al no realizar nuestro cuerpo la suficiente actividad como para quemar todos los nutrientes que hemos ingerido se verá en la obligación de almacenarlos conllevando a que éstos se convirtiesen en grasas. Nos daremos cuenta que tras una excesiva ingesta de alimentos  no podremos dormir bien y a la mañana siguiente podríamos levantarnos con pesadez y dolor estomacal. ¿Cuál es la solución después de un atracón de Navidad?

Dormir en buen colchón

Cuando comemos mucho normalmente se suele incrementar nuestro cansancio y somnolencia. Esto es debido a que nuestro cuerpo activa su función de descanso y digestión, es decir, que la respuesta fisiológica de nuestro organismo será enfocar toda la sangre en nuestro estómago, debilitándonos para el resto de actividades. Si encima que nos marchamos a dormir con el estómago lleno lo hacemos sobre un colchón viejo, rígido e incómodo, entonces será imposible dormir bien

Haz ejercicio

Si has comido mucho, antes de marcharte a la cama intenta hacer un poco de ejercicio, ya que éste servirá para quemar grasas saturadas y a la par para generarnos un mayor cansancio que facilitará nuestro descanso. Si es demasiado tarde, procura al menos dejar un intervalo de tiempo considerable entre la última comida y la hora de dormir.

No fumar

Muchas de las comidas de empresa y familiares vienen seguidas de un cigarro o puro que intenta amenizar la velada. Pero lo que no sabemos es que si queremos dormir bien la nicotina será un gran enemigo, ya que ésta nos mantendrá en alerta eliminando nuestra somnolencia.

Alimentos que podemos evitar

Existen alimentos que es mejor no consumir si luego queremos dormir bien. Los cítricos provocan acidez y resultan indigestos, la fibra puede provocar malestar durante la noche, los fritos provocan pesadez y obligan al hígado a realizar un trabajo extra, y los picantes provocan sensación de quemadura en el estómago.

Nada de bebidas con cafeína

Y después de fumar llegan el café y los postres. Nos vamos sintiendo cada vez más hinchados y pesados, y encima el café contribuirá a que disminuyese nuestra somnolencia y aumentasen nuestras ganas de orinar durante la noche.

Beber menos alcohol

Aunque esto parece imposible en las comidas de Navidad. Si queremos dormir bien tendremos que evitar el consumo de bebidas alcohólicas. Al principio nos dará sueño, pero luego este estado irá desapareciendo durante la noche provocándonos un sueño inquieto y una noche protagonizada por ronquidos, problemas respiratorios e insomnio.

¿Relaciones sexuales?

Claro pero no después de un atracón. Por todos es sabidos que la práctica de relaciones sexuales incrementa nuestras ganas de dormir, pero si ésta se realiza después de un atracón de Navidad, el exceso de ejercicio nocturno podrá provocarnos mareos e incluso vómitos.

No alterar las horas de sueño

Si no dormimos bien durante la noche, estaremos agotados durante el día y tenderemos a consumir alimentos con un alto poder calórico para que nuestro cuerpo estuviese cargado de energía. Un gran atracón puede ir seguido de pequeños atracones.

Existen muchos consejos y remedios para intentar dormir bien después de una comida pesada. No obstante, lo ideal es un colchón de calidad para pasar la resaca de una copiosa comida de Navidad.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *