El insomnio, un mal de todas las edades

El insomnio, un mal de todas las edades

Dormir es vital para el buen funcionamiento físico y psíquico de las personas, sin importar la edad que tengamos, es una de las funciones básicas e imprescindibles del ser humano. El insomnio puede manifestarse por diversas causas y en diferentes momentos de la vida; pudiendo derivar en insomnio crónico.  Dormir mal no es lo mismo que padecer insomnio. En este artículo te contamos cuáles son las principales causas del insomnio, cómo podemos detectarlo y qué tratamientos hay disponibles para combatirlo. ¡Empezamos! 

Las necesidades de sueño van variando a lo largo de la vida; un bebé no duerme lo mismo que un adolescente o un adulto. Las fases y ciclos de sueño también varían según la edad, en tanto el tiempo que pasamos en cada fase como la repetición de los ciclos de sueño. En anteriores artículos hemos hablado más extensamente sobre las diferentes fases, aquí tenéis un recordatorio 

Las evidencias de la relación entre sueño y salud son claras. Los especialistas de la unidad del sueño del Hospital Quirón de Málaga lo tienen claro, Dormir mal aumenta el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular”.  Se estima que hasta un 50% de la población mundial ha tenido algún trastorno del sueño a lo largo de su vida, siendo el insomnio el más frecuente.

Los trastornos asociados al insomnio varían en función de la duración de éste. Los primeros signos, como no, no pueden ser otros que cansancio, falta de atención, dolor de cabeza, irritabilidad y ansiedad. Si el insomnio se cronifica, con una duración de más de tres semanas, los problemas asociados pueden ser más graves a medio y largo plazo.

 

¿Qué nos puede quitar el sueño?

Las causas del insomnio son múltiples, las más comunes son las que tienen que ver con el estado emocional y el entorno de la persona, sobre todo las situaciones estresantes o entornos poco favorables para la conciliación del sueñoEl insomnio puede presentarse también cuando la persona padece algún tipo de enfermedad transitoria que le impide conciliar el sueño con normalidad.  También puede ocurrir que el tratamiento farmacológico, sobre todo en enfermedades de tipo psiquiátrico, altere el sueño. Por último existen una serie de trastornos raros del sueño que cursan con insomnio de origen neurológico. Son casos muy raros, anteriormente hablamos de ellos. 

 

El insomnio infantil

Este es quizás uno de los trastornos que más preocupa a los padres y es uno de los motivos de consulta más realizados a los pediatras.  La Asociación de Pediatría Extrahospitalaria y de Atención Primaria señala en el siguiente artículo que el insomnio en niños se debe principalmente a una alteración del ritmo circadiano (el ritmo fisiológico de sueño-vigilia) y el desorden o falta de hábitos del niño (insomnio de tipo educativo).  La falta de sueño es igual de nocivo para la salud de los niños, pudiendo degenerar en trastornos de crecimiento.Es importante que en los niños se realice un diagnóstico diferencial exhaustivo ya que en edades tempranas el insomnio se asocia muchas veces a miedos y pesadillas propias de esa edad.

En resumen, el insomnio afecta a todas las edades y tal y como señalan en SEPEAP este trastorno podría gestarse ya en una fase intrauterina. Es importante que se identifiquen las causas específicas del insomnio sin importar la edad,  puesto que en función del origen del trastorno el tratamiento será diferente..

Para cualquier duda relacionada con nuestros servicios, tratamientos, diagnósticos u otras noticias puedes visitar nuestra página web. Recuerda que disponemos de una tienda online con el mejor equipo y primeras marcas. Aprovecha para seguirnos en nuestras RRSS de Instagram, Twitter y LinkedIn para estar al día de todas las novedades sobre trastornos del sueño.

 

 

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *